Cinco consejos para enseñar inglés desde la cuna

La formación de niños bilingües desde los tres meses de vida ya es una realidad. Acá prácticos consejos para formar a sus hijos con una herramienta vital para el mundo global al que nos enfrentamos actualmente.

Por publimetro

La multiculturalidad, la globalización, la integración mundial de la economía y la disminución de las brechas digitales han hecho de la comunicación en otro idioma un aspecto clave para el desarrollo de una sociedad.
 
En este sentido, la enseñanza del inglés ocupa un lugar fundamental. Por ello, la tendencia es aprenderlo a edades cada vez más tempranas. ¿Basta con leer en inglés? ¿Qué formas prácticas existen hoy para que un niño sea bilingüe? Anne Gordon, vicepresidenta de Desarrollo de Helen Doron Educational Group, desarrolló cinco consejos para convertir a un niño chileno en uno angloparlante, como si fuera su idioma nativo.

1.- Estimular el desarrollo lingüístico y cognitivo desde edades tempranas:

Esto se logra fomentando la interacción desde la primera infancia. Es en este período que los menores tienen una capacidad de absorción no comparable con ninguna otra etapa de la vida, y logran adquirir un “segundo” idioma como si fuera el nativo.
 
2.- Generar un ambiente distendido con presencia de familiares:

La compañía de los padres en el proceso de aprendizaje resulta vital sobretodo en las primeras etapas. De esta forma, incorporan de forma más rápida la comunicación verbal a través de canciones, rimas y juegos, además de realizar actividades físicas que ayudan a fortalecer los vínculos afectivos, favoreciendo el desarrollo físico, cognitivo y emocional.
 
3.- Permanente interacción en clases:

La utilización de bailes, juegos, cuentos, rimas, adivinanzas e incluso estaciones de radio permite que la experiencia de aprender inglés sea realmente algo divertido, manteniendo en todo momento la atención de los infantes. Con estas herramientas, los alumnos tienen la sensación de haber estado jugando con sus amigos, sin darse cuenta de la cantidad de vocabulario e ideas absorbidas.
 
4.- Fomentar fuera del aula todo lo aprendido:

Si bien las clases son fundamentales, el aprendizaje del inglés debe ser algo permanente incluso en los tiempos de descanso en la casa. En este sentido, el rol de las nuevas tecnologías resulta fundamental. Las aplicaciones para móviles pueden ser muy útiles para seguir reforzando el vocabulario y las ideas aprendidas en el aula.
 
5.-  Profesores adecuados y clases pequeñas:
 
Contar con profesores que constantemente estén capacitándose, que tengan la pedagogía adecuada para la edad de los alumnos y que sepan generar un ambiente de interacción y distención resulta clave para que el aprendizaje ocurra. Para que los profesores logren este cometido, resulta fundamental contar con clases que no superen los ocho estudiantes, con el objetivo de personalizar la enseñanza.
 
Una de las claves de su éxito es que Helen Doron English ofrece un amplio abanico de cursos de inglés adaptados a las diferentes necesidades cognitivas de niños desde los 3 meses a los 18 años, siempre respetando las etapas de maduración y crecimiento de los alumnos.
 
Con casi 800 centros en todo el mundo, 68 de ellos en España, Helen Doron English es pionera y líder mundial en la enseñanza del inglés para niños desde edades tempranas y hasta los 18 años gracias a su método de lengua materna. Hoy este revolucionario método busca entrar a Chile a través de franquicias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo