Qué comer durante Navidad para no terminar con varios kilos demás

Nutricionista de la Universidad San Sebastián entrega recomendaciones de una dieta balanceada para sobrevivir a la Navidad sin kilos de más.

Por Nathaly Lepe

Mientras continúa la fiebre de regalos y los preparativos para la cena navideña, algunos se encuentran preocupados por preocupar una comida balanceada que luego de las fiestas no los deje con un par de kilos demás.

Es en esa línea, que el doctor en Nutrición y docente de la Universidad San Sebastián, Samuel Durán, entrega una serie de consejos y elabora un menú especial para pasar las fiestas sin terminar usando el atuendo del Viejito Pascuero.

“Lo primero, no es pedirle a la gente que no coma pan de pascua o disfrute del cola de mono, sino que lo haga con moderación”.

El nutricionista agrega que es importante mantener la rutina de alimentación y no saltarse comidas en las jornadas previas a las fiestas.

“Hay que mantener los horarios de comido, o sea, no saltarse los horarios de comida y con respecto a las porciones por ejemplo, una rebanada de pan de pascua puede reemplazar un trozo de pan, entonces si voy a comer pan de pascua, no como pan”.

Por otra parte Durán explica que una pésima idea sería someterse a una ‘dieta de hambre’ el día de Navidad, porque eso sólo logra un efecto contrario al que se espera.

“La gente que estuvo todo el día si comer llega a la cena con hambre, no con apetito, por la cantidad de horas y no mide lo que come, por lo tanto, además de generar problemas gastrointestinales, o hasta diarrea”.

“Es decir, van a comer más calorías de las necesarias, pensando que está ahorrando calorías. Finalmente van a comer mucho más, no van a poder limitarse de comer y finalmente la sumatoria total va a ser más calorías que las que ahorró entre el desayuno, almuerzo y once”.

¿Qué como entonces?

Para el día previo a la celebración de Navidad, el académico de la Universidad San Sebastián recomienda seguir un menú liviano. “Para el desayuno puede ser 1 vaso de leche descremada y una rebanada de pan de pascua y una fruta de la estación, por ejemplo un durazno”.

“Para el almuerzo me imagino yo una ensalada de tomate con lechuga y palta o un plato chico de charquicán y un tuti fruti de postre, más un vaso de agua o bebida light; la once puede ser un café con endulzan y dos rebanadas de pan integral con palta”, comenta.

Ahora, pensando en la cena, Durán explica que una buena idea puede ser “de entrada ceviche o un carapacho de salmón o camarones al pil pil”.

“Para el plato fuerte podría ser un trozo de pavo asado con unas papas duquesa, entre 6 y 8 unidades  y después de postre podría ser una porción pequeña de helado, más una copa de espumante”.

Esa propuesta, explica el nutricionista nu supera las 1.800 calorías “que no es poco, pero que no son 5 mil calorías, que es lo que se consume normalmente en estas festividades”.

Durán agrega que hay que tener cuidado también con el consumo de bebidas azucaradas, que aportan entre 20 y 25 gramos de azúcar por vaso, por eso, detalla que  es recomendable reemplazarlas por bebidas dietéticas.

En caso de que se quiera beber alcohol, el especialista advierte que lo recomendable es  y si va a elegir aquellas que tengan bajo grado alcohólico como los espumantes, el vino y las cervezas, “por que tienen menos calorías si se comparan con el tequila, el ron o el pisco que llegan a casi 300 calorías por vaso”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo