Campaña CorreosChile: Cenas navideñas y empleo para los papás entre peticiones infantiles

Por CATALINA RUIZ 

Hace 22 años que CorreosChile lanza en Navidad una campaña solidaria que busca alegrar a los niños de los sectores más vulnerables del país, con el cumplimiento de los deseos que le escriben al  “Viejito Pascuero”.

Dentro de las peticiones que los pequeños hicieron este año, no están sólo los juguetes, sino también la posibilidad de disfrutar de una cena navideña en familia o el cumplimiento de otras necesidades familiares como medicamentos o trabajo.

“Para todos los chilenos es normal tener una cena de Navidad, porque es un momento de reunión familiar, entonces que un niño escriba una carta y diga que sólo quiero una cena de Navidad, emociona”, cuenta la jefa de la campaña de Navidad de CorreosChile, Lorena Bravo.

Bravo recalca que “hay un gran porcentaje que pide la cena, es algo muy recurrente y eso habla de la condición tan vulnerable que los niños tienen. Son de una situación complicada y apoyarlos con una cena es muy importante”.

Otro tipo de peticiones ajenas a los juguetes, cuenta la representante de CorreosChile, es una oportunidad de trabajo para los padres, medicamentos para los abuelos enfermos y colchones para dormir sin otro miembro de su familia, incluso “hay un niño que pidió una piscina, sin que importe el tamaño, porque estaba cansado de bañarse en el grifo”.

Los pequeños que envían sus cartas al “Viejito Pascuero” pertenecen a la Asociación Nacional de Jardines Infantiles y la Fundación Carolina Labra. Esta última es una organización que trabaja en educación, formación y reinserción de los niños hospitalizados y/o en tratamiento ambulatorio.

La representante de la institución de correspondencia, además, invita “a las personas a que vayan personalmente a entregar el regalo, porque ahí van a vivir la magia de lo que esto significa y hacer realidad el sueño de ese niño”.

Con la campaña “estamos conectando los sueños y las esperanzas de los niños y estamos conectando personas de distintas condiciones sociales y realidades”, cuenta Bravo.

A cuatro días de que se cierre la iniciativa, finaliza el lunes 22 de diciembre, la empresa busca alcanzar un 87% de apadrinamiento, porque “siempre ha sido el sueño de Correos llegar con un regalo a todos los niños que lo piden”, cifran que en estos momentos alcanza el 79%.

El apadrinamiento puede realizar en una de las 30 sucursales del país o en el Correo Metropolitano de Santiago, donde se recogen y seleccionan las cartas de los niños, además, en el caso de la capital, puede hacerse en la página http://navidad.correos.cl/

“La idea es escoger la carta que te hace más sentido o la carta que más te emociona”, recomienda Bravo, indicando a que en cada misiva el niño o la niña no sólo pide su regalo, sino que también cuenta su historia y lo importancia de cumplir esas peticiones radica en que es “satisfacción más personal, porque vivimos una experiencia de Navidad simple de solidaridad”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo