Usuarios reprueban el sistema público de Salud y le ponen nota 3,4 

Por Nathaly Lepe

Las dos últimas encuestas realizadas por el Centro de Estudios Públicos (CEP) han posicionado la atención de salud como el ámbito prioritario al que los ciudadanos asignan prioridad para que el Gobierno haga sus mayores esfuerzos en solucionar los problemas que se producen en el acceso y las prestaciones.

A partir de ello, diversas entidades y organizaciones han manifestado la necesidad de abordar como prioridad en las políticas públicas este ámbito.

En este marco el Observatorio de Opinión Pública de la Universidad Santo Tomás efectuó la encuesta “Percepción del servicio y la atención en salud” en ocho ciudades del país: Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena, Viña del Mar, Chillán y Temuco.  

Los objetivos de ésta fueron describir y comparar la percepción de los afiliados de Fonasa e Isapres respecto al servicio recibido y describir y comparar la percepción de los usuarios del sistema de salud público y privado respecto a la atención recibida.

En este sentido, la encuesta pidió a los usuarios de los sistemas públicos y privados de salud les otorgaran una calificación. De esta manera, el servicio público de salud reprobó el examen, obteniendo una nota 3,4 a nivel del país, mientras que la salud privada sólo obtuvo una calificación suficiente al promediar un 4,7.

Según el Coordinador del Observatorio Opinón Pública, OROP,  de la Universidad Santo Tomás, Ricardo Jorquera, las notas que promediaron ambos sistemas confirman la µriada crítica que tienen los usuarios.
Sobre los resultados, el sicólogo plantea que el resultado del mundo público era en algún grado esperable, pero que el dato del sector privado es un tanto sorpresivo considerando los otros resultados de la encuesta, donde el segmento salió muy bien evaluado.

La magra nota, explica Jorquera, tiene que ver con la visión crítica que tienen los usuarios de lo que el sistema ofrece. Aunque aclara que esa visión compleja se relaciona con la oferta que existe en regiones, donde la evaluación que hicieron los usuarios fue más baja.

“A pesar de que los usuarios de la salud privada valoran mejor en el servicio, existe una visión crítica de lo que ofrece. Probablemente tiene que ver con el hecho de que en las ciudades la salud privada que se ofrece no es igual a la que hay y se ve en Santiago”.

“En muchas ciudades hay una clínica privada y ese monopolio no permite que la atención y los tratamientos tengan tan buena valoración, entonces a pesar de que sea salud privada no están los especialistas que se requieren y eso lleva a que la gente no tenga una buena percepción”.

Fonasa v/s Isapres

En la muestra participaron 2878 personas de ocho regiones del país. En todas las áreas consultadas la percepción de quienes respondieron sobre el servicio y la atención en las prestaciones recibidas es significativamente mejor en el sector privado con diferencias relevantes sobre el sector público. Así se puede destacar que:

34,9% de quienes están afiliados a Fonasa consideran buenas o muy buenas las bonificaciones de las prestaciones que le entregan.  Frente a la misma pregunta, un 55,33% de los afiliados de isapres consideran que las bonificaciones que les entregan son buenas o muy buenas.

25,09% de los afiliados a Fonasa creen buena o muy buena la disposición de médicos especialistas. Frente a la misma pregunta, un 53,98% de los afiliados a Isapres piensan que es buena o muy buena la disposición de médicos especialistas que tienen.  

En el caso del acceso a clínicas, un 29,71% de los afiliados a Fonasa consideran que es buena o muy buena. En lo referente a hospitales, un 41,78% piensa que el acceso a ellos es buena o muy buena. En el caso de los suscritos a isapres, un 64,75% piensa que el acceso a clínicas y hospitales es bueno o muy bueno.

Rapidez del Servicio: un 8,14% evalúa bueno o muy bueno este criterio en la salud pública, contra un 47,66% que realiza la misma evaluación en la salud privada.

Facilidad de los trámites administrativos: un 18,91% evalúa como bueno o muy bueno este aspecto en la salud pública. En la salud privada este indicador llega al 49,22%

Limpieza y Ornato del Lugar: Un 38,53% de los encuestados evalúa bueno o muy bueno este aspecto en la salud pública, contra un 72,68% que realiza la misma evaluación en la salud privada.

Trato del personal administrativo: 26,65% de los encuestados señala que este aspecto es bueno o muy bueno en la salud pública. Por su parte, un  62,62% piensa que este trato es bueno o muy bueno en la salud privada. 

Costo de la Atención: 38,07% de los encuestados señalan que el costo de la atención en la salud pública es bueno o muy buena. En el caso de la salud privada, esta evaluación la efectúa el 45,41% de los encuestados.

Trato del Médico: El 48,3% de los encuestados evalúa bueno o muy bueno el trato del médico en el sistema de salud pública. Mientras que  un 68,26% de los encuestados considera bueno o muy bueno el trato del médico en la salud privada. 

Capacidad Técnica del Médico: 50,76% de los encuestados indica que la capacidad técnica del médico es buena o muy buena en la salud pública. En el caso de la salud privada,  un 65,77% califica como buena o muy buena la capacidad técnica del médico.

Certeza del diagnóstico: un 44,63% aprecia como buena o muy buena la certeza diagnostica en el sistema de salud pública. En relación a la salud privada, un 67,28% de los encuestados evalúa buena o muy buena la certeza diagnostica.

Costo del Programa de Salud: Un 35,02% de los encuestados señala que este costo es bueno o muy bueno en la salud pública. En relación a la salud privada este indicador llega al 43,24%.

 De acuerdo a los resultados del estudio aparece que para ambos sectores prestadores de salud, son evidentes los desafíos en áreas  en las que la evaluación establece amplios espacios de mejora como resulta ser la disponibilidad de médicos especialistas, la rapidez de los servicios  y la percepción sobre los costos de las atenciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo