Más de mil jóvenes se graduaron como "clases" del Ejército

Es la promoción más numerosa que ha egresado desde la Escuela de Suboficiales del Ejército en Rinconada de Maipú. El ministro de Defensa valoró el aporte en los tiempos de guerra y paz de la institución.

Por Mauricio Zapata  @maurozapatilla

En el heroico suelo de Rinconada de Maipú, lugar protagonista de la batalla que forjó para siempre nuestra independencia como nación, un grupo de 1046 cabos pertenecientes a la promoción 2013-2014 se graduaron este viernes 19 de diciembre en la Escuela de Suboficiales del Ejército.

Se trató de 661 hombres y mujeres de armas, 385 de servicios, 3 carabineros y 4 gendarmes, quienes aprobaron con éxito las asignaturas y pruebas físicas exigidas durante un año por la institución castrense, para proseguir sus estudios, ahora como “clases del Ejército”, en las distintas unidades militares distribuidas a lo largo del territorio nacional.

Para el Director de la Escuela de Suboficiales del Ejército, Coronel Marcelo Núñez Morales, “esta nueva generación de clases, va a tener un fuerte impacto en la renovación de los cuadros institucionales, debido a que es la mayor cantidad de clases que se gradúan desde que la escuela está situada en Rinconada de Maipú”.

Además, la autoridad enfatizó que este “inolvidable momento” ha sido consecuencia de la constancia, esfuerzo y abnegación de los estudiantes para adquirir el perfil y características que impone el Ejército a quienes inician la carrera de suboficial.

Macarena Díaz Plaza, una de las cabo graduada, que a sus 24 años decidió renunciar a su trabajo como auxiliar de vuelo e ingresar a la Escuela de Suboficiales para cumplir su sueño de ser militar, aseguró que fue “una experiencia diferente, pero linda” que la llenó de felicidad.

Palabras a las que Mario Zuñiga Molina, cabo condecorado como el mejor de su generación oriundo de Los Ángeles, agregó que “uno en la Escuela parte desde cero y la formación como persona se valora, es muy buena”.

Asimismo, Jean Paul González, un joven de 20 años que se crió en el hogar infanto adolescente “Maruri” de la comuna de Independencia, agradeció al Ejército la oportunidad de estudiar y destacó que hoy fue destinado a la banda del Regimiento de Infantería Motorizada nº1 Buin, donde espera “ser un gran aporte y cumplir con todas las expectativas de un músico para el Ejército.

El ministro de Defensa, Jorge Burgos, quien participó también de la ceremonia, enfatizó que el Ejército de Chile es un lugar donde se puede servir cuando la Patria lo requiere en tiempos de conflictos, pero también desde la paz siendo buenos militares, trabajando en las emergencias, en las responsabilidad sociales.

“El Ejército tiene, que duda cabe, un rol importantísimo cada vez que se ve convocado para aquello”, sentenció el secretario de Estado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo