Piñera pasa a la ofensiva: “Sin duda que no estoy jubilado"

Por ATON CHILE

Reafirmando que no está “jubilado”, el ex Presidente Sebastián Piñera no eludió asumir el liderazgo de la oposición en el momento oportuno para encabezar una nueva fórmula presidencial.
 
En entrevista con La Tercera, Piñera criticó la gestión política del actual gobierno. “Pero nuestro futuro no se basa ni debe basarse en que a este gobierno le vaya mal. Para que tengamos esa opción, también la centroderecha tiene que actuar con unidad y proponer sus propios valores y proyecto de futuro”, sostuvo.
 
El ex Presidente dijo que no es oportuno postular candidaturas, pero revalidó su vigencia política: “Sin duda que no estoy jubilado, estoy muy activo y no soy indiferente: me preocupa y me ocupa lo que pasa con Chile. Y yo, por ADN o herencia de mis padres, asumo mis compromisos con mucha pasión, vocación y dedicación. A mí no me van a ver en una posición de indiferencia o desapego con lo que está pasando en Chile. Espero que esta misma voluntad y pasión me acompañen hasta la tumba. Pero eso no significa que piense que el tema presidencial deba discutirse hoy día. No corresponde, no es bueno, es inconveniente e, incluso, es una suerte de falta de respeto hacia una Presidenta que lleva nueve meses en el gobierno. El tema presidencial ya vendrá, quién sabe los caminos del futuro, quién sabe en qué situación estará el país, los distintos liderazgos en dos años más, no sabemos. Qué sentido tiene caer en esta fiebre especulativa”.

Advirtió que no basta el desgaste o las fallas del actuar gobierno para levantar una alternativa exitosa: “Primero, la gente se desencanta y se aleja del gobierno por el cual votó y después empieza a buscar nuevas alternativas. Por eso es tan importante que la centroderecha comprenda que su misión no es solamente ser oposición, sino proponerle al país un gran proyecto de futuro. Y para eso, tenemos, en primer lugar, que acordar esa gran misión. Naturalmente, tiene que ver con valores. Yo creo que en Chile debemos buscar un mejor equilibrio y promover con más fuerza tres valores fundamentales. La libertad: la gente quiere ser libre y dueña de su propio destino y no que el Estado le diseñe el camino y lo transforme en un súbdito. La equidad: Chile quiere una sociedad más justa y equitativa. Y tercero, tenemos que fortalecer el valor del progreso, lo que significa recuperar la capacidad de crecer, crear empleos y oportunidades y mejorar los salarios. Estos tres grandes valores estarán en el corazón de nuestro proyecto de futuro y estuvieron en el corazón del gobierno que tuve el privilegio de presidir. Nosotros logramos metas muy valiosas que es útil recordar: recibimos un país en recesión, destruido por un terremoto devastador, con una economía mundial en crisis y con una profunda sequía. Dejamos, en cambio, un país reconstruido, que había recuperado su liderazgo, su capacidad de crecer con fuerza; creamos un millón de empleos, redujimos la pobreza y las desigualdades. A mí me sorprende que la Nueva Mayoría hable tanto de desigualdad, cuando en el primer gobierno de la Presidenta Bachelet la pobreza aumentó y la desigualdad se mantuvo estancada. Cualquier chileno de buena voluntad sabe que en marzo de 2014 Chile estaba mucho mejor que en marzo de 2010 y todos los chilenos sentimos que hoy, en diciembre de 2014, estamos peor que en marzo de 2014”.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo