Cerro Santa Lucía expone graves problemas de mantención en medio de polémica por licitación

La concesión a cargo de Andrés Honorato lleva más de quince años y las iniciativas para su recuperación patrimonial escasean, en medio de una polémica por la renovación de la concesión y responsabilidades compartidas de mantención, según denunia el concejal Felipe Alessandri.

Por Daniel Inostroza

Un contrato de concesión por quince años para la administración del Castillo Hidalgo y del ascensor del Cerro Santa Lucía fue lo que firmó Andrés Honorato con la administración de Jaime Ravinet por allá por 1999.

En medio de una polémica que podría renovarle la concesión a Honorato por un año más, tras la existencia de un preacuerdo que existe entre la Dirección Jurídica de la Municipalidad de Santiago y el actual concesionario, según denuncia el concejal Felipe Alessandri, el patrimonio turístico, cultural e histórico del principal pulmón verde de Santiago enfrenta claras condiciones de deterioro yfalta de mantención.

“Ahora que está llegando a término ese contrato nos encontramos con un pre acuerdo que tiene que pasar por Concejo Municipal, donde se le quiere prorrogar por un año más con una cláusula de renovación cada tres meses si es que no hay una nueva licitación, lo que me parece el colmo de la ineficiencia”, denuncia el concejal Felipe Alessandri a Publimetro.

La autoridad de la Municipalidad de Santiago agrega que “sabíamos hace tiempo cuando terminaba y no hay que ser experto para ver el mal estado del cerro y las partes concesionadas”.

Además, Alessandri agrega que casi en la mitad del período de administración, es muy poco lo que se alcanza a hacer. “Y esto es porque la alcaldesa ha tenido mal puestos los acentos, porque se preocupó mucho por cambiarle el nombre, pero me hubiera gustado que hubiera puesto esa misma energía y dedicación en preocuparse del cerro, porque una parte es la concesión y otra parte es la responsabilidad municipal. Acá hemos visto que los senderos, las estatuas, las terrazas, los jardines están en muy mal estado y eso no es responsabilidad de la administración actual sino de varias hacia atrás, pero esta administración ya lleva más de la mitad de su mandato y algo podría haber hecho”.

Desde la Municipalidad de Santiago plantean que en febrero próximo se inician las primeras obras de restauración en el cerro, donde se estima la restauración de las terrazas Neptuno Alto y Bajo, además de los servicios higiénicos.

“Hoy todos los proyectos se encuentran admisibles, es decir, técnicamente están listos para ser financiados. Hasta el momento, solo está costeada la Plaza Neptuno Bajo. Este mes hemos estado con la Subdere afinando el tema de las bases de licitación para que se suban ahora en diciembre y deberíamos estar iniciando las obras a fines de febrero o marzo”, declara la secretaría comunal de Planificación de la Municipalidad de Santiago, Gabriela Elgueta.

Según el concejal, en 2013 se planteó la idea de llamar a concurso público finalizada esta concesión y además la proposición de un plan maestro para recuperar el cerro, sin embargo “estamos entrando a 2015 y existe la intención de prorrogar la concesión y del plan maestro no hay nada”.

En relación a la polémica por la concesión del Castillo Hidalgo, que en 2013 se anunció una licitación, el municipio argumenta que existe una controversia entre la alcaldía y los concesionarios respecto de la fecha en que finaliza la relación contractual.
 
En la impresión de Carolina Tohá y su administración, el cese debería concretarse el 24 de junio de 2015, pero la concesionaria estima que seríar en julio de 2016, ya que afirman que han invertido en el cerro para optimizar sus condiciones.
 
Para llegar a una solución en base al diálogo y evitar un posible enfrentamiento en tribunales, la municipalidad ha propuesto como plazo límite de la concesión el 1 de enero de 2016. Dicha proposición deberá ser votada por el concejo municipal en las próximas semanas, que es lo que esgrime el concejal Alessandri.

El concejal Alessandri concluye que “si hay alguna discrepancia, vámonos a la justicia ordinaria y que ellos decidan, porque cualquier juez de la República con dos dedos de frente va a decir que después de quince años ya es suficiente”.
 
“Lo que buscamos es que el Castillo Hidalgo sea un espacio que le preste servicios a la ciudad y que no sea solo un centro de eventos”, declara Elgueta, quien además afirma que existe la idea de crear una cafetería, una sala de exposiciones o un centro cultural.
 
Respecto de la opinión de los demás integrantes del Concejo Municipal, Alessandri asegura que “están al tanto, pero en parte, ya que este preacuerdo entre la Dirección Jurídica avalado por la alcaldía con el concesionario tiene que pasar por Concejo, así que invito a los otros nueve concejales a darse una vuelta al cerro, para que en definitiva se le corte la concesión y hagamos una licitación ya”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo