Chilectra hace llamado a tener cuidado con el cotillón durante las celebraciones de Año Nuevo

Por

 

Se viene el Año Nuevo y una de las formas de celebrarlo es usando todo tipo de cotillón, pero ojo, que algunas variedades de este pueden provocar accidentes que te dejen festejando a oscuras.

 

Por ello, Chilectra hace un llamado a la ciudadanía a no lanzar objetos a las redes eléctricas, ya sea bengalas de fantasía o “challa metálica”, material que es conductor y que al impactar con los cables del tendido pueden provocar cortocircuitos, situación que genera interrupciones del servicio.

 

En anteriores celebraciones, a raíz del uso de este cotillón contra la red, muchos de ellos en forma casual e involuntaria, se produjeron interrupciones de suministro eléctrico en distintas ciudades del país, lo que afectó los festejos de cientos de miles de chilenos.

 

Ante esto, la empresa implementará un Plan de Contingencia durante los festejos para atender las eventuales interrupciones de suministro que se pudieran producir.

 

La empresa resalta que el lanzamiento de una bengala con “challa metálica” puede alcanzar una altura de hasta 40 metros, quedando el tendido eléctrico aéreo vulnerable ante este tipo de acciones que finalmente solo perjudican las celebraciones de las propias personas que las arrojan, además de la seguridad de las mismas.

 

Además, Chilectra recuerda que los riesgos asociados a la manipulación indebida de la decoración navideña puede traer como consecuencia casos de niños y adultos que sufren quemaduras graves por electrocución, las que pueden derivar en amputaciones e incluso la muerte.

 

 

Recomendaciones para evitar accidentes

 

1. Las instalaciones defectuosas y la sobrecarga de enchufes, zapatillas y alargadores, pueden generar cortocircuitos que pueden terminar en incendios al interior de las viviendas.

 

2. Los accidentes también se producen en el exterior del hogar, cuando personas intentan colgar guirnaldas, utilizando de soporte los postes y las redes eléctricas, sin contar con la experiencia para realizar este tipo de instalaciones. Esto, aumenta los riesgos de electrocución e incendios y expone a interrupciones de suministro a aproximadamente 1.000 viviendas por cada falla provocada –por esta causa- a la red de distribución.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo