Columna de Jaime Mañalich: “Los 80” y error médico

Por Jaime Mañalich / Director del Instituto de Políticas Públicas en Salud U. San Sebastián (IPSUSS)

Un gran aporte a la reflexión sobre la historia reciente de Chile fue la serie “Los 80”. En los últimos capítulos, en un episodio que casi pasa inadvertido, uno de los protagonistas enferma y se hospitaliza. El médico le informa, en una dinámica más propia de la actual Ley de Derechos y Deberes, y no de la relación paternalista que existía en 1990, que sus exámenes revelan una dolencia terminal al corazón, y que le queda muy poco tiempo de vida.

Este pronóstico produce efectos profundos en el paciente, Don Genaro, que lo llevan a enfrentar situaciones no asumidas a lo largo de su vida, como reconocer a un hijo y heredarle sus bienes. Es uno de los beneficios esperados de una mejor relación entre médicos y pacientes: ser tratados como adultos y poder tomar decisiones incluso al final de su existencia.

Sin embargo, el médico que le ha dado la mala noticia, aparece en el último capítulo para indicar “que todo fue un error”, que los exámenes informados pertenecían en realidad a otro paciente y que Don Genaro goza de perfecta salud. Como explicación se señala “son cosas que pasan”. Y como único reclamo, el paciente le pregunta al médico por dónde obtuvo su título. Este relato casi anecdótico vuelve a poner en la palestra que los hospitales son lugares donde la atención médica no está exenta de riesgos, y que la obsesión de un (a) director (a) de un hospital es la seguridad de los pacientes. “En primer lugar, no harás daño”. Por ello, mucho más de la atención de salud debe ser en centros ambulatorios y la hospitalización debe ser breve y para un propósito muy específico. Hemos elaborado un decálogo que como lista de chequeo puede ayudar a minimizar estos riesgos.

1. El paciente debe ser informado y consentir.

2. No te equivocarás de paciente.

3. No te confundirás de lado a tratar.

4. Darás la medicación, a la hora y en la dosis correcta.

5. El paciente no se infectará.

6. El paciente no se caerá.

7. Tus acciones quedarán oportunamente registradas.

8. Nadie hará nada para lo que no esté calificado.

9. Siempre harás la pausa de seguridad.

10. Nuestra tecnología será confiable.

En el caso de “Los 80”, se falla al mandato 2. Éstas “no son cosas que ocurren”. No pueden existir. Sus consecuencias pueden ser gravísimas, incluso llevar a la muerte. Felicitaciones a los guionistas de una gran historia. Hay muchas lecciones que sacar. Aquí hay sólo una de ellas.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo