OJO: por un avance de $150 mil puedes terminar pagando más de $225 mil

Por

 

Estamos en una época de grandes gastos… qué duda cabe. Por ello, son muchos los chilenos que optan por endeudarse usando básicamente dos instrumentos: el avance en efectivo y el crédito de consumo.

 

En ese contexto, este martes el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes, junto al Director Nacional (PT) del Sernac, Ernesto Muñoz, dieron a conocer una radiografía sobre estos dos tipos de financiamiento, encontrando importantes diferencias de costos.

 

Si una persona pide un avance en efectivo de $150.000 a doce cuotas, podría pagar un mínimo de $156.307 y un máximo de $225.907, una diferencia máxima de $69.600, es decir, un 44,5% en el Costo Total.

 

Otra diferencia relevante es en un avance efectivo del mismo monto, pero en 6 cuotas, donde un consumidor puede pagar hasta $208.866. Otra herramienta muy importante a considerar por los consumidores es la Carga Anual Equivalente (CAE), la cual registra un máximo de 126,39% en este caso.

 

Respecto a los Créditos de Consumo, se detectaron diferencias de hasta un 40,6% en el Costo Total del Crédito, por ejemplo, en el caso de que un consumidor solicite $1.000.000 a 36 meses plazo, podría pagar un máximo de $ 1.758.694 y un mínimo de $1.250.737.

 

 

Avance en Efectivo

 

Para este estudio se tomaron en cuenta 68 tarjetas de crédito nacionales e internacionales, bancarias y no bancarias, que permitieran realizar un avance de dinero en 6 y 12 meses por un monto de $150.000. Además, se contemplaron las tasas de interés y comisiones de avances en efectivo relacionadas directamente a la operación.

 

Para seis meses, el Costo Total del Crédito para este avance de dinero puede estar entre los $153.838 y $208.866, es decir, se detectó una diferencia de $55.028. En tanto, la Carga Anual Equivalente (CAE) más alta puede alcanzar hasta el 126,39% y la menor un 8,76%.

 

En tanto para doce meses, el Costo Total del Crédito para un avance de dinero puede estar entre $156.307 y $225.907, es decir, se detectó una diferencia entre el mínimo y máximo a pagar de $69.600.

 

En tanto, la CAE alcanzó un máximo de 85% y un valor mínimo de 7,72%, lo que significa una diferencia relativa de 1.001%

 

Un aspecto relevante es que las entidades financieras cobran, en general, una comisión por avance que se genera por cada transacción, la que puede ir desde $0 hasta $14.766. Sin embargo, hay dos entidades que, además, cobran una segunda comisión.

 

Crédito de consumo

 

En este sondeo se consideraron dos montos: $1.000.000 y $3.000.000, con una simulación de 24 y 36 meses cada uno, contemplando un consumidor con un perfil de ingreso líquido de $500.000 mensuales.

 

En este caso, también se incorporaron los cobros provenientes de los conceptos de interés, impuesto del crédito (de timbre y estampillas), gastos notariales y seguro de desgravamen.

 

Respecto a las instituciones financieras o colocadoras masivas de fondos, se consideraron todas aquellas que cuentan con simuladores de crédito en sus sitios web, es decir, un total de 17.

 

Uno de los principales hallazgos fue que el Costo Total del Crédito alcanza diferencias de $343.247, en el caso de un crédito de $1.000.000 a 24 cuotas, donde el mínimo fue de $1.154.946 y el máximo fue de $1.498.193.

 

Por otro lado, la CAE alcanzó una diferencia de 221,6%, ya que la más baja fue 13,95% y la más elevada correspondiente a 44,86%.

 

Respecto a la simulación de un crédito de consumo de igual monto, pero a 36 cuotas, se registró un promedio del Costo Total de $1.548.419 con un valor mínimo de $1.250.737, mientras que el más alto fue de $1.758.694, una diferencia de $507.957. En tanto, la CAE más baja fue de 14,85% y la más elevada alcanzó los 43,4%.

 

Respecto a un crédito de consumo de $3.000.000 a 24 meses plazo, el Costo Total a pagar será en promedio de $3.955.406, donde el mínimo alcanza $3.463.340 y el máximo es de $4.421.638, es decir, existe una diferencia de $958.298. Mientras, la CAE más baja registró un valor de 13,91% y la más alta fue de 44,3%.

 

Finalmente, para el caso del mismo préstamo a 36 meses plazo, se detectó diferencias de hasta $1.407.322 en el costo total a pagar, donde el mínimo valor es de $3.750.590, mientras que el mayor alcanza los $5.157.912. Aquí la CAE más alta alcanzó los 42,99%, mientras que la más baja tuvo un valor de 14,82%.

 

 

 

Recomendaciones

 

Desde el Sernac enfatizan que antes de solicitar un crédito de consumo o avance en efectivo, el consumidor debe cotizar en varias instituciones y comparar los precios. Además la entidad recomienda:

 

  • El Servicio recomienda visitar el simulador de crédito de consumo dispuesto en el sitio web www.sernac.cl
  • Revise y compare la Carga Anual Equivalente y el Costo Total del Crédito antes de contratar estas formas de financiamiento.
  • La tasa de interés es sólo uno de los factores que determina el monto de la cuota y el valor final a pagar por lo que no es suficiente para tomar una decisión. Es importante considerar las comisiones y cobros asociados al crédito.
  • Endeudarse en menos plazo resulta más barato que hacerlo en un mayor plazo.
  • El consumidor no debe pedir más de lo que puede pagar, debe ser honesto y responsable respecto a sus perspectivas futuras de ingreso. Debe tener presente que los plazos de pago diferido o meses de no pago no son gratis y en muchos casos incrementan considerablemente el Costo Total del Crédito.
  • El consumidor podrá pedir a la entidad un informe escrito en que consten las razones del rechazo a la contratación del crédito de consumo, las que deberán fundarse en condiciones objetivas.
  • Es mejor pagar las compras con una sola tarjeta, de este modo, ahorrará el pago de comisiones.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo