Innovadora terapia chilena contra melanoma mejora sobrevida de pacientes

Técnica creada por investigadores del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunología, IMII, será adaptada para cáncer de vesícula, ovario y mama. También, será probada en centros de salud cubanos, tras reciente convenio con el Instituto de Oncología y Radiobiología de la Habana.

Por Nathaly Lepe

Más de trescientos chilenos afectados por melanoma en fase avanzada, han recibido los beneficios de una terapia personalizada llamada TAPCells, que ha mostrado grandes ventajas en aumentar la sobrevivida de pacientes y sin generar efectos adversos, tal como ocurre con otros tratamientos.
 
La estrategia, creada por el doctor Flavio Salazar, científico chileno y Subdirector del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, IMII, consiste en la manipulación de ciertas células del paciente, su reeducación en el laboratorio y su reinyección para que éstas ejerzan una función defensiva y ataquen el tumor.
 
Este cáncer a la piel, si bien es de baja frecuencia en nuestro país -afectando a 2 de cada 100 mil personas-,  es considerado como altamente agresivo, puesto que entre el 10% a 20% de la población que lo presenta, fallece por la enfermedad. Esto, a pesar de las actuales terapias que se encuentran disponibles.
 
Gracias a esta vacuna generada tras diez años de investigación, se ha avanzado en el combate del melanoma. “En nuestros pacientes, hemos observado que hay un índice de respuesta inmunológica significativa, en alrededor del 50% al 60% de ellos, cuyo tiempo de sobrevida se triplica. Asimismo, un 33% de los pacientes que responden logra vivir a los cinco años de tratamiento, lo cual es un gran avance para la medicina,  ya que por lo general, el melanoma en etapa 4 –con presencia de metástasis- tiene mal pronóstico y una sobrevida media menor a un año”, comenta el doctor Salazar quien además, es el actual Vicerrector de Investigación, de la Universidad de Chile.
 
Respecto de los mecanismos del tratamiento, el investigador de IMII explica que el secreto está en la extracción de células sanguíneas del paciente, para la obtención de un glóbulo blanco llamado monocito, el cual es cultivado en laboratorio para ser transformado en una célula dendrítica, aquellas encargadas de la defensa contra patógenos e infecciones. Luego, estas células son reinyectadas en el paciente, logrando actuar sobre el organismo activando otras células capaces de “asesinar” a las células tumorales.
 
Tecnología chilena para América Latina

Según explica el doctor Salazar, una de las preocupaciones actuales de los científicos de IMII y también de las Universidades chilenas que desarrollan investigación biomédica, es cómo incorporar estrategias y soluciones a necesidades propias del país y de la región Latinoamericana. En ese contexto, a juicio del científico, la creación de vacunas como TAPCells, representan claramente ese enfoque que, por lo demás, también otorga beneficios a los pacientes desde el punto de vista económico y el acceso a tecnologías.
 
En el caso de esta inmunoterapia contra el melanoma, sus promisorios resultados en pacientes chilenos también han generado el interés internacional. Es así como recientemente se firmó un convenio de colaboración con el Instituto de Oncología y Radiobiología de la Habana, Cuba, para la realización de ensayos clínicos con TAPCells.
 
Pero el horizonte va más allá, y el paso siguiente es investigar cómo utilizar la misma estrategia de esta vacuna para el combate de otros cánceres, que son de alta prevalencia en nuestro país.

“Además de los avances que hemos obtenido en cáncer de próstata, aspiramos a generar terapias adaptadas para el cáncer de vesícula biliar, y de ovario, tumores que constituyen las principales causas de fallecimiento oncológico en las mujeres chilenas”, detalla el investigador.  Para estos fines, los científicos ya cuentan con la adjudicación de un proyecto FONDEF que además permitirá el desarrollo de ensayos clínicos a partir del próximo año.
 
Prevención

A pesar de estos adelantos, médicos y científicos concuerdan en que existe un factor vital en la lucha contra el cáncer: la prevención.

Para el caso del melanoma, es fundamental evitar la sobreexposición a los rayos solares, utilizar bloqueador solar y estar atento a las lesiones sospechosas. Asimismo, deben prestar especial atención las personas con pieles muy blancas o pecosas.

Para identificar estas lesiones en lunares o manchas, hay características claves que pueden resumirse como el ABCD del melanoma. A: asimetría del lunar; B: bordes irregulares; C: color heterogéneo, y D: diámetro sobre los 6 mm.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo