Columna de Nicolás Copano: "Ley de Medios: Sospechosamente innecesaria"

Por Nicolás Copano

No soy particularmente enemigo de las regulaciones. Creo que en sociedades como la que vivimos las leyes pueden llegar a ser útiles en creación de convivencia y parámetros para ellos.

Me encantaría por supuesto, que no fuese necesario y que la “educación” como muchos neoliberolocos (no son neoliberales, realmente se van al extremo algunos) sea el único elemento para regularnos. Compro esa idea de los primeros, pero generalmente las personas que te dicen que el único camino es la educación, no quieren gastar más impuestos en que la educación sea para todos (democratizar el conocimiento es erradicar la imbecilidad) y siempre buscan un subterfugio para terminar proponiendo lisa y llanamente la nada. Esa nada es básicamente la manera en que vergonzosamente (porque eso si que da, vergüenza, son humanos y no robots) las cosas sigan más o menos igual porque probablemente les beneficie a ellos o a algún amigo financista. Este país es muy pequeño y por tanto siempre hay un interés que tocar, o alguien que se emociona demasiado con un concepto que los persigue.

Obviamente el concepto que podría ser positivo de una ley de medios, como existe en los Estados Unidos y en muchas sociedades desarrolladas, acá se ve ensuciada por la torpeza y el ego de varios honorables. Esos honorables que están en el Congreso y realmente yo entiendo que se sientan mal cuando los putean por Twitter, Facebook o en cualquier lado. A mí me pasa que a veces digo “ey, pero que violento” y ya debería estar acostumbrado a la exposición. Pero hay tipos alocados (en general con logos nazis y discursos viejos) que a toda hora están dispuestos a enloquecer a alguien porque tiene una posición. Los parlamentarios (te gusten o no) en general deben tenerla y se exponen. Y les pagamos y los elegimos por eso. Así que es su pega. Somos sus jefes, con lo bueno y con lo malo.

El punto es que no porque un idiota diga una estupidez en tangalanga.com le voy a dar entidad. Si yo voy al paseo Ahumada y escucho a cada una de las personas que están ahí, es probable que enloquezca. Y ese es el gran error de la ley de medios digitales. Incluso si es voluntaria, habilita a que alguien con más de cuatro actualizaciones se registre como medio y por tanto como un ente con valor. Eso es una falta de respeto a los medios de los cuales hay familias que viven: hay un diario que se llama Despierta Chile, que está escrito por gente que tiene una permanente identidad golpista. Bueno, a esos quieren habilitar con la mala idea de que si actualiza cuatro veces sea equivalente a El Mostrador o Publimetro, lo cual es insultante creo yo con El Mostrador y Publimetro. Yo dudo que mi jefe en este diario sea el equivalente a un fan de One Direction que tiene una página de fans. Es una falta de respeto.

Y ahí está el segundo punto: ¿por qué para ser una entidad tengo que asimilarme con lo tradicional? ¿no debería ser al revés? ¿no debería existir una regulación para medios digitales escrita por gente con conocimientos, estudios y experiencias para eso? ¿no deberíamos discutir primero de lo analógico? Tengo mucho respeto por Ramón Farías y su trayectoria en la Cámara, pero sospecho que mi primo de 7 años está mucho más emparentado con internet que él. Yo escucharía mas a los jugadores de “Minecraft” que a Ignacio Urrutia. Me parece mucho más cuerdo a esta altura.

Mi teoría es, habiendo escuchado mucha reacción de los honorables de defenderse es la siguiente: el problema son los comentarios en los sitios. Ni siquiera los columnistas de los sitios. En este diario (con excepciones nobles como el “Pez” Avello) escriben personas en su sano juicio. Pero el espacio a que la gente vomite lo que piensa es válido. No tenemos por qué coartarlos. Sería un error. Y cada uno, como Facebook expone se debe hacer cargo de sus comentarios. O sea, el tema está regulado.

Lo que sería realmente notable es una ley de medios digitales que ayude al crecimiento de una industria que da mucho trabajo. Un ejemplo son YouTube y las plataformas de video que generan mucho contenido, y podrían entrar a competir por fondos CNTV, porque ¿qué son los medios ahora? Un canal tiene un sitio y escribe a diario ¿es un diario? Desde ahí tiene que comenzar el debate. Debe ser desde pensar el fomento de las voces. No de darles entidad y decir “oye acabemos con el anonimato”, porque quiero saber por ego que me está diciendo un tipo que se pone SoyONUR214. Paremos con la chacota y trabajen más por el país que sospecha de ustedes. En especial en estos días de grupos que parece ser que ponen la plata y ponen la música. No más voladores de luces por favor.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo