Médico colombiano relata cómo sobrevivió a la fiebre chikungunya

Manuel González es colombiano (35 años), está radicado en Chile haciendo una beca de especialización en Medicina de Urgencia y Emergencia, que dicta la Universidad San Sebastián. Se contagió con el virus en diciembre pasado cuando fue a visitar a su familia. Ha tenido tres rebrotes de la enfermedad y es uno de los 22 casos reportados por el Ministerio de Salud a la fecha.

Por IPSUSS

Viajó a Colombia el 8 de diciembre del año pasado para ver a su familia. Hacía mucho tiempo que no los visitaba dado que está radicado en Chile haciendo una beca de especialidad en Medicina de Urgencia y Emergencia en la Universidad San Sebastián. Nunca imaginó que estas vacaciones terminarían siendo su peor pesadilla.

Siete días después de arribado en su país comenzó a sentirse mal. “Al principio era un dolor bastante vago, acompañado por síntomas que eran parecidos a un resfrío, lo asumí como si fuera un resfrío y simplemente maneje la parte sintomática, con un poco de líquido y paracetamol”, relata Manuel González (35 años).  

No obstante, al segundo día amaneció enronchado, con una irritación de la piel que le producía mucha picazón, por todo el cuerpo. También le subió la temperatura sobre los 38°, pero el médico colombiano lo siguió tratando como si fuera un resfriado. “Hasta el tercer día no caí en cuenta de que lo que podía tener era chikungunya”, recuerda González.

Estuvo cuatro días sin poder levantarse. Los dolores que sentía eran intensos y no le permitían caminar ni hacer nada. “Lo único que quería era estar en cama, tomar paracetamol y aguantar el dolor.

Solamente me levantaba para ir al baño, pero caminaba lentamente, como pensando cada paso, para poder aguantar el dolor. Cuando me colocaba de pie, mi cuerpo tenía la necesidad de acostarse, por lo que si me paraba tenía la sensación de que me iba a desmayar. Trataba de estar acostado o sentado”, señala el médico, pero el dolor no le permitía estar de ninguna manera más que acurrucado, casi como en posición fetal.

También debió permanecer aislado.”Allá (en Colombia) es una patología endémica igual al dengue, lo tratamos de igual manera. En los hospitales se aísla a la persona con un toldo, pero si estás en una casa, tienes que estar aislado”.

Cuando, Manuel pensó que lo peor había pasado y estaba recupérandose, le vino un rebrote de la enfermedad. “Otra vez tenía las lesiones cutáneas que me picaban en todo el cuerpo, estaba rojo entero, con ganglios inflamados en el cuello, en la parte inguinal, en las axilas, pero el mayor  problema de todo esto era el dolor articular”.

El médico agrega que “es imposible que te dé más de una vez, porque el cuerpo genera anticuerpos, pero los síntomas se te van repitiendo, la sintomatología de resfrío, y el dolor lumbar que es el que sigue. Es más que nada dolor en las terminaciones de los brazos, las muñecas y los dedos de los pies”, explica.
En diciembre tuvo dos rebrotes y durante enero ha vuelto a tener otro más. “El primer rebrote no te lo esperas, pero llega sólo con la sensación de resfrío, de malestar general y dolor articular pero fuertes.

Después de eso estás más preparado y cuándo sientes el malestar tomas paracetamol.Todavía tengo los síntomas de dolor en las articulaciones. Lo asemejo a un artritis pero sin inflamaciones”, afirma el profesional.

Si bien es un tema serio Manuel también bromea. “Si bien el nombre (de la enfermedad) es bastante feo, yo me ría antes porque el nombre es medio gracioso. Hay muchas personas que me han preguntado por el nombre científico, porque no saben, y es chikungunya, porque ni siquiera es el nombre del mosquito, sino el nombre africano que significa doblarse. Me reía antes del nombre porque al principio no creía que fuera tan literal hasta que me dio y me di cuenta de que era así”.

Situación en Chile y la región

Actualmente existen brotes de fiebre chikungunya en varios países de América Latina. De acuerdo con el informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), están presente en República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Brasil, entre varios otros.

En el caso de Chile, si bien no hay brote, si se han reportado 22 casos de personas infectadas con el virus que lo adquirieron mientras estuvieron de viaje, cifra que aumentó respecto del martes pasado  cuando eran sólo 19.

Es por ello que se hace un llamado de atención a los viajeros. Al respecto se señala que es importante que las personas que visitan zonas con presencia de mosquitos vectores y que desarrollen  algún síntoma a su regreso al país, consulten a un establecimiento de salud e informen que han estado de viaje y el lugar.

Por otro lado, se aumentaron los controles y sistema de vigilancia en los pasos fronterizos como en el norte del país. Si bien no hay reservorios de mosquitos en nuestro territorio continental, si se han detectado en Lima.

Dónde si existe el riesgo es en Isla de Pascua. La semana pasada se efectuó una videoconferencia con especialistas del Hospital del Salvador y los médicos de la isla para capacitarlos respecto del comportamiento de los cuadros y características de la enfermedad, incluyendo el diagnóstico diferencial entre dengue y fiebre chikungunya. Esto dado que en Rapa Nui existe el mosquito portador del virus que transmite la fiebre y además, porque está más cerca de la Polinesia, lugar donde hay brote de chikungunya.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo