El FMI rebaja sus previsiones de crecimiento global para los próximos dos años

Por

 

Foto: Archivo

EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo hoy sus previsiones económicas mundiales al 3,5 % este año y al 3,7 % en 2016, en ambos casos tres décimas menos que en octubre, en las que EE.UU. es la única gran economía al alza y el crecimiento en la zona euro, Japón y China vuelve a ser menor del esperado.

 

“Nuevos factores en respaldo del crecimiento, como los menores precios del petróleo y la depreciación del euro y el yen, son más que compensados por fuerzas persistentes negativas, incluidos los continuos legados de la crisis y un menor crecimiento potencial para muchos países”, explicó Olivier Blanchard, economista jefe del FMI, en el informe “Perspectivas Económicas Globales” divulgado en Pekín.

 

Estados Unidos, la primera economía mundial, ve repuntar sus proyecciones a un 3,6 % para este año y un 3,3 % el próximo, cinco y tres décimas más, respectivamente, que en octubre.

 

Esto se debe, según el FMI, “a una demanda interna apuntalada por el abaratamiento del petróleo, la moderación del ajuste fiscal y el respaldo continuo de una orientación acomodaticia de la política monetaria, a pesar del aumento gradual proyectado de los tipos de interés”.

 

Por su parte, en la zona del euro, el Fondo precisó que “el crecimiento registrado en el tercer trimestre de 2014 fue ligeramente más débil de lo esperado, en gran medida como consecuencia de la debilidad de la inversión”, y observó como riesgos “una inflación y las expectativas inflacionarias que continúan retrocediendo”.

 

Como consecuencia, el organismo dirigido por Christine Lagarde proyecta ahora una expansión en la zona euro del 1,2 % para 2015, dos décimas menos que en octubre, y del 1,4 % para el próximo año, tres décimas menos que lo anticipado.

 

Asimismo, en las economías emergentes comienza a consolidarse la ralentización tras años de potente expansión, arrastradas por los bajos precios de las materias primas, especialmente el petróleo, y la desaceleración del motor chino.

 

El Fondo calcula ahora que el gigante asiático crezca un 6,8 % en 2015 y un 6,3 % en 2016, con revisiones a la baja de tres y cinco décimas respectivamente, como reflejo de la menor inversión.

 

América Latina sobresale, en este sentido, como una de las regiones emergentes más perjudicadas por este frenazo global.

 

Las previsiones sitúan ahora el crecimiento latinoamericano en el 1,3 % en 2015, nueve décimas menos que en octubre; y del 2,3 % en 2016, cinco décimas menos, con una proyección para Brasil de apenas el 0,3 % para este año.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo