El chileno que cree que el caso del fiscal Nisman es el "House of Cards" argentino

Por Jaime Liencura

El caso es el siguiente. Un fiscal con mucho ímpetu comienza a investigar un caso de posible encubrimiento de parte de su propio Gobierno a un grupo de iraníes que se sindicaban como responsables de un atentado ocurrido 10 años antes. Y llega a conclusiones sorprendentes. Entonces, anuncia a la prensa que formulará cargos en contra de la presidenta de su país el día lunes. Pero justo el domingo lo encuentran muerto en su departamento, en extrañas circunstancias, llevándose a la tumba todo lo que había descubierto. 

 
No es el guión de una película. Es el resumen del caso del fiscal Alberto Nisman, muerto en Argentina horas antes de formalizar una denuncia donde la presidenta Cristina Fernández de Kirchner también estaba implicada. Al principio se creyó que era un suicidio, pero hubo varias piezas que no cuadraron en ese puzzle. Una de ellas era la presencia de un pasadizo secreto entre el departamento de Nisman y su vecino de enfrente. La otra, la nula presencia de pólvora en sus manos. Y la tercera, la existencia de huellas en en su departamento de Puerto Madero, en Buenos Aires. 
 
Ante esto, el periodista Omar “Tite” Marín cree que esta situación es de aquellas en donde la realidad supera la ficción. Es más, no duda en encontrar decenas de similitudes entre el caso Nisman con la famosa serie dramática House Of Cards (HOC).
 
Alarma de Spoiler
 
Basada en la novela de Michael Dobbs, la serie narra la historia de un operador político quien, tras ser desplazado por el presidente, organiza una venganza haciendo lobby y movimientos políticos no siempre del todo éticos.
 
En ese sentido, Tite Marín dice que “hay muchas similitudes entre la trama de HOC y el caso Nisman porque en la serie matan a la periodista Zoe Barnes que sabía demasiado, meten preso al comunicador Peter Russo que sospechaba de la muerte de su colega y matan a un político por enlodar el partido”. 
 
Y aquí hacemos a un paralelo con la historia real. La periodista que muere en la serie, Zoe Barnes, podría ser como el fiscal Nisman, quien aparentemente fue asesinado por saber demasiado. El periodista que sospecha de la muerte de su colega, podría ser Jorge Lanata, quien ha declarado a los medios que no confía en la tesis del suicidio y más bien cree que todo es un asesinato político. 
 
Pero falta el asesinato del político. Al respecto, Tite no tiene miedo a decir que esas situaciones podrían haber ocurrido incluso en nuestro país.
 
“Podría ocurrir y ha ocurrido. Está demostrado que el presidente chileno Eduardo Frei Montalva fue envenenado en la clínica y se investiga ahora si Neruda murió a causa de su enfermedad o lo hicieron morir. Yo no sé quien lo hizo, pero ante la pregunta si acaso esas muertes fueron provocadas, digo que sí”, dice el fanático de la serie de televisión y también de la política. 
 
Lobby: otro punto a estudiar
 
Pero Omar Marín no se queda ahí. Dice que otro de los elementos que lo asemejan HOC a la realidad es la existencia del lobby. “En la serie muestran asesinatos, pero también el lobby que hay que llevar adelante para votar una ley o designar un candidato. En HOC también se habla de financiamientos irregulares de campañas y candidatos, algo que hoy vemos en Chile con el caso Penta”.
 
De hecho, es enfático en recurrir a ese último episodio de la política chilena. “Se han filtrado correos que vinculaban la votación de un diputado a favor de una ley que beneficiaba, precisamente, a una cadena que aparentemente financió su campaña. Si eso no es lobby, no se qué es”, cuestiona.
 
– ¿Puedo usar una foto tuya para el artículo?
– Preferiría que no, porque no quiero morir en extrañas circunstancias
 
– ¿Te da miedo la muerte?
– No, me da miedo que no sepan cuando realizar mis exequias. Recuerda que me dicen “Tite” y si me muero, no sabrán cuando enterrarme. Usted me entiende.
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo