Reacciones diversas generó la aprobación en el Senado de la Reforma Educacional

Por ATON CHILE

No hubo sorpresas en las reacciones que provocó la aprobación en el Senado de la Reforma Educacional del Gobierno.

Como era de esperarse, una vez conocido que el 60 por ciento del Senado votó a favor de la iniciativa, comenzaron las manifestaciones en las graderías de la Cámara Alta, las que –por cierto- eran de la Confepa. También, como era previsible, la presidenta de la corporación, Isabel Allende, hizo desalojar las tribunas.

Posteriormente un visiblemente distensionado ministro de Educación hizo uso de la palabra, señalando que esta, como toda reforma estructural, provocó diferencia de posturas y opiniones, pero valoró el espíritu republicano del Parlamento y su compromiso con la democracia, haciendo gala de una postura conciliadora, como era de esperarse.

Una vez fuera de la sala, los senadores, tanto oficialistas como de oposición, incluyendo los independientes que votaron a favor de la iniciativa, se alinearon y fueron coherentes con su votación.

El PS Fulvio Rossi señaló sentirse satisfecho y emocionado, pues después de más de 30 años el trabajo de muchos que hasta salieron a la calle para cambiar “cambiar este sistema injusto que fomenta la segregación, la discriminación y que, además, le ha dado mala calidad a la Educación chilena”, hoy ven coronados sus esfuerzos.

“Por eso es tan importante este día. Este es un día en donde las fuerzas progresistas han triunfado en la tarea de restituir un sistema educativo basado realmente en las necesidades de los alumnos”, precisó Rossi.

La presidenta del Senado, la PS Isabel Allende, dijo que votación que aprobó la Reforma “habla bien del Senado, que es capaz de ponerse de acuerdo. Así lo hicimos entre todas las bancadas para generar el horario adecuado, los tiempos adecuados (…) Así que quiero reconocer que efectivamente tuvimos la colaboración de todos y cada uno”.

“Naturalmente la oposición tenía sus puntos de vista, a ratos el debate era apasionado, pero creo que la ciudadanía puede tener la tranquilidad que hemos hecho un tremendo paso. Para nosotros la inclusión, terminar con la segregación, con la discriminación, con el copago, con el lucro de aquellos que reciban financiamientos públicos, es un paso sin precedentes que hacía falta en este país”, puntualizó la senadora.

“La Nueva Mayoría y la Presidenta Bachelet han cumplido con el país. Lo que prometimos hace 11 meses, cuando asumimos este Gobierno, dijimos que íbamos a construir un sistema inclusivo, que íbamos a terminar con la educación segregada y de mala calidad. Hemos cumplido el día de hoy al posibilitar con este proyecto arrancar algunas raíces del sistema neoliberal que tanto daño le han hecho a cientos de miles de jóvenes”, señaló por su parte el senador PPD Jaime Quintana.

Y, destacando la unidad del oficialismo, el senador DC Ignacio Walker dijo: “Yo quiero resaltar un hecho que, a lo mejor, ha pasado desapercibido. El 60 por ciento del Senado, con 23 votos, ha votado a favor el proyecto sobre inclusión, y como Democracia Cristiana nos sentimos muy tranquilos en el sentido que aquello que decidimos y proclamamos el año 2007, hace ocho años, en nuestro quinto congreso partidario, de poner fin al lucro con fondos públicos en Educación, al copago y a la selección, hoy lo hemos aprobado, insisto, por el 60 por ciento de los votos del Senado (…) Hemos logrado conciliar de manera adecuada el derecho a la Educación, que es un bien público y un derecho social, con la libertad de enseñanza. Es decir, pleno respeto por la autonomía y la diversidad de los proyectos educativos”.

El senador independiente Antonio Horvath dijo que su voto (y el del otro independiente, el senador Carlos Bianchi) estuvieron disponibles para aprobar el proyecto porque se llegó a un acuerdo en el Senado “para hacer una transición justa de de los particulares subvencionados a un sistema en que no van a tener lucro, por lo tanto no va a haber negocio vinculado con la Educación”.

“Además hemos incorporado elementos muy importantes, como la Educación Ambiental, el que la Educación sea integral y que también tenga los elementos ciudadanos. Nosotros queremos empoderar a las personas y a
Las regiones, y eso no puede depender de la situación socioeconómica o cultural que traigan, porque los niños tienen igual derecho”, apuntó Horvath.

La senadora de la UDI Ena von Baer dijo que esta no es una buena jornada para la Educación en nuestro país, pues “esta es una Reforma que no solo no va a mejorar la calidad de la Educación, sino que va a afectar la Educación de calidad. Va terminar co el Instituto Nacional y los institutos de excelencia, porque puede ser que los colegios subvencionados de calidad, que atienden a familias de clase media y familias vulnerables, cierren sus puertas o se transformen en colegios particulares pagado”.

Y el senador RN Andrés Allamand sentencio que “este es un proyecto que afecta gravemente la educación particular subvencionada, a las familias de clase media y, en general, a la libertad de enseñanza. Y que aquí nadie se equivoque, la Democracia Cristiana tuvo que elegir. Elegir entre el futuro de la Educación, el futuro de las familias de la clase media, o el futuro de la Nueva Mayoría. Y optó concretamente por la Nueva Mayoría. El papel que jugó la Democracia Cristiana en este proyecto fue lamentable”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo