Después de los hijos: Cómo aumentar el deseo sexual en el post parto

67% de las mujeres presenta  disminución en frecuencia de actividad sexual y un 38% de baja en la calidad de estos encuentros.

Por publimetro 

El verano es sinónimo de calor, andar mas descubiertos y  el libido sexual aumenta considerablemente en esta fechas. Sin embargo la mujer que ha tenido recién un bebé en algunos casos tiene un efecto contrario.   

Si bien el mayor porcentaje de las mujeres reinicia su vida sexual a los tres meses que se produjo el  parto, hay estudios que hablan hasta un 67% de disminución en frecuencia de actividad sexual y un 38% de disminución en la calidad de estos encuentros.

Después del embarazo muchas mujeres se pueden ver enfrentadas al bajo deseo y dispareunia,  -dolor en las relaciones sexuales-  en relación  a esto, hay estudios que hablan que  se presenta hasta en un 62% a los 3 meses post parto y en un 31% a los 6 meses post parto, principalmente asociado al tipo de parto, daño perineal y antecedentes previos al embarazo.

“Debemos recordar que estas son etapas, al igual que otras de la vida, en las que la sexualidad cambia, pero este cambio no significa un deterioro de la vida sexual, sino una manera distinta de vivir tu sexualidad. Por lo tanto, si la sexualidad se ve afectada negativamente es importante consultar al especialista” indica Constanza Bartolucci, Médico especialista en salud sexual de Clínica de Cuidados Integrales para la Mujer Be Mom.

Dentro de las principales razones del bajo deseo sexual está el temor natural de los padres, el cambio hormonal que predispone a la maternidad y disminuye el deseo, y el estado de la musculatura del periné luego del embarazo y  parto.

Algunos de los Factores de riesgo que pueden dañar al piso pélvico y que pueden influir en el deterioro de  los encuentros sexuales son que el peso del recién nacido sea superior a 3,700 kilogramos, el uso instrumental en el parto, como el fórceps, un primer parto con múltiples hijos, que se realice una episiotomía (Incisión quirúrgica del periné durante el trabajo de parto) o por desgarros del periné.

Para aumentar el deseo

La experta de Be Mom recomienda trabajar la sexualidad con la pareja, idealmente desde el embarazo. Esto significa, darse los espacios para volver a ser pareja y no sólo padres. Dejar una instanciapara poner de lado, por un momento, los temas de la paternidad, y concentrarse en reencontrarse como pareja. Otro consejo   es pautear una “cita” con la pareja, que permita  una programación y comenzar a pensar en el otro durante el día, pueden ser salidas, comidas,   caminatas o distintas actividades en pareja que permiten ir generando un ambiente de intimidad que facilita la sexualidad.

La pareja debe de recordar que la vida sexual es mucho más que la relación sexual y que la actividad penetrativa. Son las caricias, los abrazos, las salidas, distintos tipos de prácticas sexuales, etc. Muchas veces, por temor a una relación penetrativa, nos privamos de todo lo demás, lo que va haciendo mucho más difícil el encuentro y disminuyendo el deseo.

El tratamiento médico conductual y kinésico especializado sirve como una medida complementaria para ayudar a mejorar el placer y la calidad de los encuentros sexuales, previniendo la aparición de complicaciones como depresiones postparto, distanciamiento de la pareja, disfunciones sexuales – dispareunia- , bajo deseo sexual, etc. promoviendo una vida sexual y de pareja saludable.

Que le sucede al hombre

Para la pareja el embarazo y el postparto también es una etapa difícil de enfrentar, ya que también sufren de temores e inquietudes, especialmente relacionados a la paternidad y la salud de su mujer. Muchas veces, por no querer incomodar a su pareja, toma distancia y, al haber una inadecuada comunicación, esta distancia es mal interpretada.

Por eso es tan importante una comunicación fluida entre ambos. Además, debemos recordar que cada vez son más los hombres que se involucran en la crianza de sus hijos, especialmente las generaciones más jóvenes, lo que hace que haya una corresponsabilidad en la crianza, repartiendo el trabajo y disminuyendo la carga a la mujer.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo