Sospechosos de los asesinatos de carabineros en el norte alegan inocencia y seguirán detenidos hasta el sábado

Por ATON CHILE

A solicitud de la Fiscalía, el Juzgado de Garantía de Arica amplió la detención de los dos hemanos detenidos por su presunta vinculación con los asesinatos de los carabineros Germán Cid Conejeros y Víctor Godoy Pinto.

Se trata de Francisco Javier Querquesana Alberto (68) y de Joan Querquesana Alberto (72), quienes fueron detenidos ayer en el sector de Chismulla, a siete kilómetros del lugar donde se cometieron los homicidios.

En su poder, ocultos en un vehículo en desuso, la policía encontró un rifle calibre 22, el mismo calibre que fue usado en los crímenes, además de un fusil calibre 7,62 de procedencia boliviana.

Los hermanos y las armas fueron trasladados a Arica donde este jueves serían formalizados por infracción a la Ley de Armas. Sin embargo, la fiscalía solicitó la ampliación de estos sujetos para realizar peritajes y su formalización se realizará el sábado.

El más importante es el peritaje al rifle calibre 22 para determinar si fue usado en los crímenes. También se realizarán exámenes biológicos a diversas especies halladas en la vivienda ocupada por los sospechosos.

Cuando eran trasladados al tribunal, los hemanos aseguraron ser inocentes de las acusaciones. “Eso es una mentira. Mi hermano y yo no tenemos ningún antecedente”, señaló uno de ellos al salir de la Primera Comisaría.

Em ese cuartel, el jefe de zona de Carabineros, general Alberto Etcheberry, condirmó que los detenidos son cazadores furtivos y que fueron descubiertos en una vivienda en las cercanías de Chislluma, a unos 7 kilómetros de donde se produjeron los asesinatos.

En ese lugar fueron detenidos por efectivos del OS-9 de Carabineros que anoche los trasladaron a Arica, junto a las armas y otros elementos hallados en la vivienda que ocupaban.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo