Conoce seis mitos y verdades del "Día de los Enamorados"

Por catalina ruiz ravello

Cada 14 de febrero miles de personas celebran alrededor del mundo el llamado “Día del amor”, por lo que en Publimetro queremos revelar seis mitos y verdades detrás de esta fecha, que año a año se posisiona con más fuerza en nuestro país.

1. Origen de “San Valentín”

Cuenta la leyenda que en 494 D.C el papa Galasio I dictó una festividad católica el 14 de febrero, para anular y prohibir la fiesta pagana de las Lupercales, celebrada desde la antigua Roma cada 15 de febrero, en honor al protector de los pastores de ovejas. Dado que desde el siglo IV se fueron eliminando todas las celebraciones no católicas, Gelasio I justificó su elección instaurando la leyenda del padre Valentín, quien supuestamente fue ejecutado por Claudio II por casar a los jóvenes enamorados, pese a la prohibición de que los soldados de contraer matrimonio. Hasta 1969 “San Valentín” fue celebrada como una fiesta religiosa, pero el papa Pablo VI decidió eliminarlo.

2. No existen afrodisiacos mágicos

La nutricionista María Luisa Hervías de la Universidad Pacífico comenta que no existen alimentos con propiedades especiales o afrodisíacas, los que tienden a aumentar su consumo en esta fecha y que lo único que tiene esta condición es “el amor que se despierta al estar al lado de la persona amada y que la extensa lista de alimentos a los cuales se les confiere este poder se enmarca dentro de los mitos y creencias populares”. La especialista agrega que la categoría de afrodisiaco, además, está descartado científicamente, pues “solo se ha asociado a ellos el alto aporte de Zinc que tienen algunos pescados, mariscos y semillas, ya que este mineral es esencial en la síntesis de progesterona” (hormona femenina).

3. Los chilenos ven el 14 de febrero cada vez menos como una fecha comercial

De acuerdo a un estudio de la ONG Reserch Chile, el “Día de los enamorados” sigue siendo considerando una fiesta comercial, pero esta tendencia va disminuyendo con los años. En 2013 un 25% de la población lo consideraba como tal, mientras que este 2015 la cifra llegó a un 16%, lo equivale a una disminución del 36% en los últimos 2 años. Sumado a esto, 8 de cada 10 personas celebrarán el 14 de febrero este 2015 y un 25 % opina que es una celebración “linda o especial”.

4. Las flores no son el regalo favorito

Como también establece Research Chile, a diferencia de 2014, un 11% de la población decidió que no dará regalos este año, dado el aumento de solteros. Para el restante 89% que sí entregará un presente, las flores son una cuarta opción en la lista, pues los perfumes incrementaron su posicionamiento como la mejor opción, creciendo desde un 25% en 2014 a un 44% en 2015. En segundo lugar, están los chocolates o bombones, alcanzando el 34% de las preferencias; en tercer puesto, está la cena o almuerzo, con el mismo porcentaje y, en cuarto, las flores con un 33%. 

5. ¿De dónde vienen las tarjetas de “San Valentín”?

Para los romanos febrero era el mes sagrado de Juno Fabruata, la diosas de la fiebre, el amor, las mujeres y del matrimonio. Es así que en su honor, cada 14 de febrero, se ponían trozos de papel con los nombres de los adolescentes solteras en un contenedor, del cual los chicos tomaban uno  al azar. De este sorteo nacían nuevas parejas, quienes participaban de diversos juegos eróticos en festivales y fiestas de toda Roma, unión que se mantenía por el resto del año.

6. Somos más despistados cuando estamos enamorados

Dado que la atención es “absorbida por un asunto que emocionalmente tiene más peso, todo lo demás pasa a un segundo plano, siendo menos relevante. Esto significa que su concentración o pensamiento están por lo general en las cosas que son importantes y valiosas para él, lo que motivan e inspiran”, comenta la psicóloga clínica Ciudad del Mar, Cecilia Arancibia, sobre el por qué nos ponemos más despistados cuando estamos enamorados. La especialista destaca también que “cuando una persona está enamorada presenta cierta incapacidad para fijarse en los demás, de tal modo que, a través del proceso de vocalización y atención, el enamorado se fija sólo en aspectos positivos, cegando a otras personas y creyendo que su enamorado (a) es tan especial que no podrá conocer a otra persona igual”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo