¿Son diferentes las personas que tienen gatos y las que prefieren a los perros?

Por catalina ruiz ravello

En nuestro país un 54,8% de los hogares tiene un perro como mascota y un 34,7% prefiere los gatos, mientras que un 20,9% no posee mascotas y solo en un 2,8% tiene algún otro animal. En un 13,3% conviven ambos, en un 41,6 vive solo caninos y en un 7,6% solos los felinos.

Independiente si se opta por uno u otro, el tener una mascota no demuestra únicamente un interés en la vida animal, sino que también otros elementos como “el interés de la persona de hacerse cargo de una responsabilidad extra o no”, plantea la psicóloga de la Universidad San Sebastián, Ximena Rojas.

“Las personas que son más independientes tienden a no tener mascotas, por las necesidades que tienen los animales. Generalmente quienes no tienen mascotas es porque no les llama la atención”, agrega la especialista.

Pero, ¿cuáles son las diferencias entre quiénes eligen un perro o un gato? De acuerdo a un estudio de Adimark, los hogares que optan por los primeros están más orientados al deporte, a relajarse carreteando, tener hábitos alimenticios más desordenados y muestran inclinaciones más sociales y festivas.

En el caso de los felinos, quienes los prefieren son más cercanos a actividades de tiempo libre, a una relajación más introspectiva y son más calmadas. Por ejemplo, están más interesados en leer y duermen más para relajarse con un 24%, sobre el 14% en los dueños de caninos.

Respecto a otras características, los hogares gato privilegian los lugares de auto-servicio (56% versus un 49%), están menos dispuestos a probar cosas nuevas (34% versus un 51%) y están menos interesados en la cocina (56% versus 64%); mientras que los hogares perro consideran más entretenido vitrinear (48% versus 38%) y están más interesados en los beneficios de los alimentos (46% versus un 40%).

Frente a esto, la doctora del Hospital Clínico Veterinario Santo Tomás Viña del Mar, Benedikta Ruscheweyh, detalla que “los gatos pueden ser bastante cariños, pero tienden a ser más independientes y solitarios, mientras los perritos dependen mucho más de los humanos en lo que concierne al cariño, son más felices con la llegada de las personas”.

“El estilo de vida que uno elige impacta en la elección de la mascota. Por ejemplo, los gatos tienden a estar menos un departamento, salen a cazar y no sólo estar adentro con su dueño, tienen su propio estilo de vida; mientras que los perros se adaptan bien dentro de un departamento, hay que sacarlos a pasear, pero son más de casa”, agrega la veterinaria, apuntando a las características de que se toman en cuenta de cada mascota al optar por una u otra.

Junto con las características de los dueños, el estudio de Adimark también establece que  los perros dominan en los segmentos ABC1 (11%) y D (40%), especialmente en donde existen hijos (61%); mientras que los gatos son más frecuentes en sectores medios y en personas que no tienen pareja (41%).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo