Conoce aquí cuánto le cuesta al Estado mantener a un reo en prisión

Por Jaime Liencura

 Otras cifras a considerar

 
  • Total de centros penales en el país: 88 de los cuales 8 son concesionados
  • Centros concesionados de Chile: Centro Penitenciario de Iquique, de Antofagasta, de La Serena, Santiago 1, de Rancagua, El Manzano 2, de Valdivia y de Puerto Montt
  • Población penal por sexo: 
                                                 Hombres     Mujeres Total
    Total de atendidos             109.785     13.482         123.247 
    Sistema cerrado                  39.203       3.183           42.386 
    Sistema semiabierto                762          116                878 
    Sistema abierto                   45.372       7.151           52.523 
    Sistema Postpenitenciario  24.428       3.032            27.460 

Cuando se determina que cierto imputado queda sin penas privativas de libertad luego de ocurrido un juicio, muchas son las voces que critican la decisión de los jueces, exigiendo así que todos paguen sus cargos con cárcel efectiva. Sin embargo, es poco viable que todo aquel que enfrente un proceso en tribunales termine tras las rejas, tanto por el hacinamiento que existe hoy en las cárceles, por lo difícil que resulta la reinserción y los recursos que se gasta el Estado en cada uno de los internos. 

Para conocer más detalles de ese último punto, en Publimetro nos contactamos con Gendarmería, donde nos entregaron un estimado de cuánto cuesta mantener a un reo. “Según estudios de la Institución, el costo de mantención de un interno penal concesionado es más o menos de $500 mil. En tanto, en un penal tradicional la cifra es de $260 mil”. 
 
La misma institución indica que actualmente la población total de internos es de 123.247. De ese número, 42.386 corresponde al subsistema cerrado; 878 al semiabierto, 52.523 al abierto y 27.460 al postpenitenciario. 
 
Esta cifra resulta interesante al considerar que en los recintos penales “más caros” para el Estado hay aproximadamente 14.664 internos e internas, los que representan casi el 35% de la población penal que se encuentra en el subsistema cerrado. Calculando ese número por los $500.000 que cuesta su mantención, se obtiene un total de $7.332 millones al mes. 
 
Ahora, los 27.722 internos restantes, correspondiente al 65% de la población del sistema cerrado que cumple su condena en recintos penales estatales, el Estado desembolsa un monto cercano a los $7.207 millones. 
 
Sumando ambas cifras, se obtiene un total de $14.539 millones al mes para mantener a la población penal totalmente privada de libertad. Cabe recordar que estos resultados son aproximados obtenidos por Publimetro a partir de las cifras entregadas por la propia Gendarmería, cuyo cálculo se realiza de forma “proporcional a los gastos en alimentación, seguridad, atenciones médicas, agua, luz, pago de sueldos de funcionarios, programas de reinserción y rehabilitación, etcétera”. 
 
¿Cómo reducir los gastos?
Desde Gendarmería indican que “día a día (la Institución) administra sus recursos con eficiencia, llegando a ser reconocidos por la DIPRES con un 98% de ejecución presupuestaria”. 
 
De hecho, declaran que “es de interés institucional mejorar las condiciones de reclusión de los internos, velando por la correcta entrega de las raciones alimenticias, trato digno, colchones ignífugos, nuevos y modernos vehículos de traslado de internos, capacitación permanente de su personal y sobre todo un alto énfasis en materias de DD.HH. y probidad funcionaria”.
 
Quienes tienen algo que decir al respecto, son los miembros de la Defensoría Penal Pública, es decir: los abogados defensores. Para ellos, la reducción de los costos de mantención de un interno podría estar relacionada con el plan de apoyo de asesoría jurídicas a internos ya procesados.
 
“Lo que persigue este plan es que los condenados puedan ejercer sus derechos incluso después de conseguir su condena. Esto pasa porque durante todo el proceso de investigación, el Estado asegura un abogado defensor a un imputado, pero cuando recibe la pena, queda solo”, dice a Publimetro Alejandro Gómez, abogado de la Unidad de Defensa Penal Especializada de la Defensoría Penal Pública
 
“Sucede que muchos internos tienen la posibilidad de solicitar rebaja a sus condenas, pero como no están en contacto con abogados, no ejercen ese derecho. Con este plan de asesorías, nosotros ofrecemos la posibilidad de reclamarlos, para acceder a beneficios como la libertad mixta o la rebaja de condena, que obviamente significa un ahorro en la matención de un interno”, indica Gómez.
 
Pero eso no son los únicos beneficios que tiene el plan de la Defensoría Penal. También se incluye apoyo para acceder a los Centros de Estudios y Trabajos (CET) “que favorece a quienes han desarrollado su programa de reinserción social y les permite salir diariamente a realizar estudios o a trabajar”. Por alcance, esta medida también podría servir para disminuir gastos si se considera que una correcta reinserción, en teoría, evita la reincidencia. 
 
“Pero esta medida necesita del apoyo del Estado, porque si un interno tiene la posibilidad de salir a trabajar y no encuentra un puesto laboral, entonces, no hay reinserción”, precisa el abogado defensor. 
 
Finalmente, declara que el reemplazo de la cárcel por trabajos comunitarios podría instalarse como otro camino para reducir gastos y descongestionar las cárceles. “Fortalecer las penas sustitutivas podría funcionar bien, en la medida que se implemente correctamente, que existan trabajos para los condenados y que se tomen todas las medidas necesarias para apoyar a un imputado y que no vuelva a delinquir”,  indica Alejandro Gómez.   
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo