Análisis: Denuncia de espionaje pone a prueba buen momento que viven Perú y Chile

Por Moises Ávila/AFP

Perú investiga a tres de sus militares por supuestamente espiar para Chile, una denuncia que parece poner a prueba el buen momento de las relaciones bilaterales tras el fallo de la Corte de La Haya que zanjó su frontera marítima.

“De confirmarse el espionaje, sería gravísimo para la relación con Chile”, dijo el jueves el presidente del Perú, Ollanta Humala, quien convocó para horas más tarde a una reunión con líderes políticos de todos los partidos para abordar el tema, a la que también asistirán sus más férreos opositores, Keiko Fujimori y el expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011).

El encuentro ocurre días después de una primera cita convocada por el gobierno para abordar temas de interés nacional a la cual desistieron de participar Fujimori y García, y en momentos que la popularidad de Humala cayó a 22%, su nivel más bajo en 43 meses de gestión.

Desde Santiago, el gobierno chileno descartó haber sido informado del tema. “Me he comunicado con el canciller y me ha dicho que no se ha informado oficialmente desde el punto de vista diplomático a la cancillería esta situación”, dijo a la prensa el ministro secretario general de gobierno, Alvaro Elizalde.

“En todo caso, las relaciones entre Perú y Chile pasan por un momento de fortalecimiento y ambos gobiernos están comprometidos con ese proceso”, agregó el ministro chileno.

El diputado oficialista chileno, Jorge Tarud, tiene su interpretación propia sobre el caso: “cada vez que los presidentes peruanos han estado bajos en las encuestas les ha sido de gran utilidad sacar a relucir temas con Chile”, dijo a la prensa.

Perú y Chile que se enfrentaron en un conflicto bélico en el siglo XIX, desde entonces desarrollaron relaciones diplomáticas con altibajos. No obstante, en enero de 2014 resolvieron un diferendo marítimo tras llevar el caso ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Ambos países mantienen, además, sólidas relaciones comerciales: Chile tiene invertidos en Perú 14.000 millones de dólares, en tanto que los capitales peruanos en tierras chilenas suman 8.000 millones de dólares, según cifras oficiales de 2014.

“Si bien las relaciones son excelentes ahora, el espionaje es parte de una realidad no reconocida, incluso entre las potencias. Estados Unidos e Israel, grandes aliados, también se espían entre ellos. En Perú, además, en un año previo a elecciones, el tema Chile siempre aglutina”, dijo a la AFP el experto en asuntos internacionales y profesor de la Universidad de Lima, Carlos Novoa.

Empresarios italianos

El miércoles por la noche, el canal América Televisión informó que los agentes de la Marina Alfredo Marino Domínguez Raffo y Johnny Richard Philco Borja permanecen presos desde octubre en una prisión militar limeña, procesados por presunta “traición a la patria”.

Ambos confesaron que fueron contactados por supuestos empresarios italianos que les pagaban por unos informes referidos a las labores de supervisión de la Marina de Guerra sobre pesca de altura. Según la acusación de la fiscalía, se comprobó que los supuestos italianos eran en verdad agentes de la Marina de Chile, según la denuncia periodística.

“Es un hecho condenable, vergonzoso que suboficiales de la armada se hayan prestado a esta clase de filtración de información”, informó este jueves el ministro peruano de Defensa, Pedro Cateriano, quien confirmó que el caso aún no ha sido informado a Chile oficialmente y pidió ser invitado al Congreso para informar.

Los presuntos espías se habrían reunido con sus contactos en Argentina, Chile, Bolivia y Brasil, viajes que despertaron la sospecha de su institución. La justicia militar confirmó el jueves que investiga a un tercer agente, Alberto Gonzales Alejo, por desobediencia.

El supuesto espionaje se realizó entre el 2005-2012, abarcando dos gobiernos anteriores y parte de la gestión del actual presidente Ollanta Humala. Durante parte de ese período, Perú y Chile mantenían en marcha un diferendo marítimo ante la Corte de La Haya que luego se resolvió en 2014.

Sin embargo, el viceministro de Relaciones Exteriores, Claudio de la Puente, le puso paños fríos al tema y aseguró que el supuesto espionaje no incidió de manera alguna en el fallo de La Haya.

En noviembre de 2009 Perú denunció que un agente de su Fuerza Aérea recibía dinero por espiar a favor de Chile, algo que Santiago negó en su momento. El militar fue condenado a 35 años de cárcel.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo