Festival de Viña deja 20 toneladas de basura

Cifra corresponde a los desechos de las calles aledañas a la Quinta, a lo que se suman los 17 m3 que quedan en el recinto. Desde la ciudadanía y las ONG llaman a convertir el festival en uno más verde

Por Flor Guzmán

Un camión que recoge basura se encuentra estacionado de forma permanente en la entrada de la calle que lleva a la Quinta Vergara. Esto será así mientras dure el Festival de Viña del Mar. ¿Por qué? Pues porque en promedio en los alrededores del recinto se acumula entre 18 y 20 toneladas de basura durante los seis días del festival. A ello se le suman los 17m3 que diariamente los asistentes dejan al interior de la Quinta, los que retira una empresa contratada por el canal organizador.

Se estima que cada noche unas 15.000 personas llegarán a disfrutar de la fiesta de la canción y es por el impacto que esto puede causar en las zonas aledañas que la Municipalidad ha implementado un plan de contingencia que contempla reforzar en las horas previas al festival el retiro de desechos. Ese mismo refuerzo se llevará a cabo en paralelo a la realización del show y cuando termine cada noche festivalera para sacar la basura que deje el público.

“La verdad es que sí se nota un poquito más de basura en los alrededores sobre todo a eso de las 6 ó 7 de la tarde, cuando se ve mas gente también haciendo la fila o llegando a la Quinta. Al menos se ve mas que en días normales. Pero también se ve que la sacan rápido”, dijo Rosa Morales, viñamarina. 

Lo cierto es que si bien se retira esta basura, la crítica apunta a que podría reciclarse en el marco de un mayor plan para convertir Viña en un festival verde. “¿Por qué no se recicla todo lo que se pueda? La gente podría y la empresa también por su cuenta”, dijo Sergio Muñoz, oriundo de la Ciudad Jardín. 

 “En principio dado que es un festival municipal, hecho con apoyo de empresas y canales de tv, evidentemente ofrece una oportunidad única en el área de lo que es ser un sello verde y marcar así un cambio en la cultura chilena. Tanto este como otros festivales pueden ser una oportunidad no sólo para reciclar sino también para crear conciencia ambiental”, aseguró Matías Asun, director de Greenpeace Chile.

Él explicó a Publimetro que convertirse en un festival verde implica mucho más que reciclar y que en Chile no hay ninguno que cumpla con las condiciones para ser catalogado como tal. “En Chile no hay festivales verdes. Ninguno cuenta con un sello realmente verde, hemos visto iniciativas de festivales de música privados que contratan personal encargado de recolectar la basura o reciclarla y que tienen un discurso verde, pero se conforman con compensar con bonos de carbono y algunas iniciativas más. Pero uno no puede fiscalizar el reciclaje y considerando el volumen de inversión de esos recitales no se puede decir que realmente sea una iniciativa con sello verde, realmente sustentable”, remarcó Asun, quien agregó: “No por hacer un festival con sello verde nos estamos moviendo a que los festivales se convierten en verdaderamente sustentables y eso es materia de la gente demandarlo”.

Para que un festival sea realmente sustentable entonces es necesario que no sólo permita reciclar, sino que también eduque. “Una política verde supone entregar herramientas para reciclar, como estructuras de acopio, de segmentación, por ejemplo. Pero también de la información misma que tienen disponible para que la gente sepa sobre esto. Esto es un cruce entre las posibilidades que tengo de reciclar y la información que tengo de la basura que generó, qué hago para cambiarlo y qué pasos debo seguir. Esto es sobre todo educacion”, enfatizó Asun.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo