María Fernanda Villegas: “El ‘Bono Marzo’ ahora forma parte del sistema de protección social”

Por

 

 

Pablo Contreras Pérez

 

 

– ¿Por qué se le puso el nombre de “aporte familiar permanente” a este beneficio? ¿Cree que la palabra “bono” tiene una connotación negativa?

 

El cambio sustantivo que tiene desde cuando se pagó por primera vez en el gobierno de la presidenta Bachelet fue una contingencia (crisis año 2009), donde económicamente se requería un apoyo. Sin embargo, ahora, el gobierno tiene un compromiso de reducir desigualdades y la tarea de fortalecer el sistema de protección social con medidas permanentes. Entonces ahora ya dejó de ser un bono, que está al arbitrio o definición año a año del Congreso, ahora forma parte del sistema de protección social y es por eso que se llama “aporte”.

 

 

– Hay quienes critican los bonos. Existe el concepto de “enseñar a pescar y no regalar los pescados”

 

Nosotros en políticas sociales, tenemos que combinar las respuestas inteligentemente con acciones inmediatas, concretas y de corto alcance que ayuden a resolver contingencias y emergencias, esa es una obligación del Estado por demás; segundo, programas e iniciativas que tiendan a ampliar las oportunidades y capacidades de las personas; y tercero, políticas de largo aliento que transformen la realidad de las desigualdades. Nosotros tenemos iniciativas en los tres planos: tenemos este aporte permanente o el aporte de invierno; tenemos una batería de programas de empleabilidad, que dan capacidades a la gente; y también tenemos políticas de largo aliento quieren transformarle el rostro a este país y ahí están dos centrales, la reforma educacional y la reforma tributaria.

 

 

– ¿Manejan cifras de personas que no hayan cobrado este beneficio el año pasado?

 

Es bien marginal la cifra. Las últimas cifras estaban llegando al 99%. Este beneficio tiene un alto retorno, porque también tiene que ver con una mirada distinta desde el Estado de facilitar los procesos, de que la gente no tenga que llenar papeles, no tenga que postular, sino que al revés, el Estado sabe y tiene la información cuáles son los requerimientos de las familias y disminuye los procesos de gestión para que sean expeditos.

 

 

– Respecto de las postulaciones de emprendimiento y empleabilidad de Fosis que se abrieron la semana pasada, ¿cuál es la ayuda concreta que se ofrece?

 

Ahí tenemos una herramienta poderosa que va en distintas líneas. Primero, para emprendedores que tengan negocios funcionando donde hay 13 mil cupos para formalizar o ampliar su negocio, a ellos se les entrega Capital Semilla, pero con capacitación. Además, hay 22 mil cupos para las personas que no hayan experimentado un emprendimiento antes, pero tengan una buena idea, aquí son las mujeres las que mayor acceden a este. También vamos a desarrollar una tercera línea de empleabilidad de 9 mil cupos y esto está destinado a personas que necesitan encontrar empleo y que sientan que las herramientas que tienen hoy no son suficiente. En total son casi 45 mil cupos que significan $25 mil millones en una postulación que este año es online a través de la página www.fosis.cl. Entre mayo y junio vamos a tener los resultados.

 

 

– ¿Existe preocupación en que los programas de empleabilidad coincidan con las necesidades del mercado laboral?

 

Cada vez queremos ir mejorando en ese sentido la pertinencia para las vocaciones productivas en los territorios. Nos importa mucho que sea una herramienta eficaz y para eso uno tiene que tener en cuenta, por supuesto, cuáles son los requerimientos del mercado.

 

 

– En otro asunto ministra, ¿qué siente en lo personal cuando su nombre es recurrentemente mencionado en la prensa como una de los ministros que saldría en un eventual cambio de gabinete?

 

No tiene ningún significado, uno sabe cuándo la ponen aquí y que es resorte exclusivamente de la Presidenta, tanto la designación en este cargo, como la remoción o el cambio de él. Así que esto es parte de la contingencia, es parte de las condiciones en las que uno accede y cualquier rumor solo es eso, rumores. A mí no me han alterado la agenda de trabajo, no me han cambiado la velocidad de lo que estoy construyendo.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo