¿Eres parte de la estadística: Cuatro de cada 10 personas sufre de estrés post vacacional

Tristeza, falta de sueño, irritabilidad, ansiedad e inquietud son los síntomas más comunes ante la vuelta a la rutina laboral. Este síndrome dispara las ventas de ansiolíticos, mientras otros atacan este estado con yoga o aguas de melisa.

Por publimetro

Ya estamos en la segunda semana de marzo y el regreso al trabajo y los estudios, junto con los mayores compromisos gatillan en muchos casos el retorno a una serie de factores que inciden en la psiquis de buena parte de la población en forma negativa.

Las cifras lo demuestran. Según Ángel Seara, gerente general del laboratorio Axon Pharma: “Se proyecta que este mes en promedio aumente entre un 25 y 30 por ciento el consumo de ansiolíticos respecto a febrero, de acuerdo a la experiencia de años anteriores”.

El síndrome postvacacional lo padecen millones de personas, quienes sienten rechazo al trabajo en forma de tristeza, agitación, ansiedad, agobio, nerviosismo o irritabilidad. Se presenta en la mayoría de los casos con síntomas como fatiga, falta de apetito, somnolencia, dolores musculares y cansancio.
Se trata de un estado de malestar general, que aparece acompañado de síntomas que dificultan el retorno a la actividad diaria, por lo que si la sintomatología no desaparece en unos diez o quince días, se aconseja consultar a un especialista.

Para Mónica López, psicóloga clínica y directora del Instituto del BienEstar: “Si bien los síntomas más intensos pueden ir cediendo con el tiempo y la capacidad de adaptación que nos ayudaría a ir retomando el funcionamiento cotidiano, algunos pueden ser una señal clara de que en vacaciones tomamos cierta distancia de nuestra forma de vida habitual y la estamos viviendo de un modo más crítico, con otra perspectiva. En este sentido, si los síntomas persisten, es importante plantearse si el modo en que estoy viviendo mi día a día es el modo en que quiero vivir mi vida”.

Según la Asociación Chilena de Seguridad, las estadísticas internacionales arrojan que más del 35% de la población trabajadora sufre de síndrome postvacacional, que afecta principalmente a los menores de 45 años.

Por ello los expertos recomiendan:

  • Continuar alguna actividad física iniciada en verano o comenzar un régimen de ejercicio moderado y frecuente.
  • Concentrarse en lo positivo, rescatar lo bueno de las vacaciones y también los aspectos que le gustan y que lo motivan de la vida cotidiana.
  • Usar técnicas de relajación, hacerse masajes, meditar o practicar yoga, que otorgan beneficios físicos y emocionales.
  • Valorar y aprovechar los fines de semana, son la mejor oportunidad para desconectar del trabajo hasta que se vuelva a tener otro periodo de vacaciones.
  • Durante las horas de trabajo buscar momentos de pausa para reactivar la respiración, variable esencial en los procesos de control del estrés y la ansiedad.
  • Hacer estiramientos en la oficina o paseos cortos. Cuando se comienza a sentir tenso, lo mejor es realizar algún ejercicio de relajación para volver a un estado más tranquilo.
  • Redecorar el espacio laboral con objetos que provoquen pensamientos positivos, incorporar muebles ergonómicos y accesorios que aumenten la comodidad en el trabajo.
  • Si a pesar de todo lo anterior se presenta este problema, la ayuda de un especialista debe ser requerida.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo