¡Todo calza! El billete de $2.000 podría tener un símbolo masón

Por Jaime Liencura

Era 4 de julio de 1776 y el salón del Congreso de Estados Unidos recibía a los 56 parlamentarios escuchaban atentamente a Thomas Jefferson, quien a su vez leía una declaración. Al finalizar con esta alocución, Benjamin Franklin, John Hancock, William Hooper, entre otros congresistas, se acercaron a él a firmar un documento que era tan valioso, que estaba escrito sobre papel moneda. Ese documento era nada más y nada menos que la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Y todos los políticos que nombramos aquí, salvo Jefferson, eran masones

Casi cien años después, en 1862, aparecieron los primeros billetes de $1 dólar, que tenían impresa la imagen de Salmon P. Chase, el secretario del Tesoro del presidente Lincoln. Sin embargo, los congresistas decidieron cambiar totalmente ese billete en 1878. Lo primero que hicieron fue poner la imagen del primer presidente estadounidense, George Washington en el anverso. Lo segundo fue insertar, en el reverso, una pirámide y un ojo: dos claros símbolos masones que se mantienen hasta el día de hoy.
 
En Chile, hay quienes dicen que algo similar ocurrió con el billete de $2.000. Puesto en circulación desde el 17 de noviembre de 2010, este vino a reemplazar al billete anterior, que estaba en funcionamiento desde el año 2004. 
 
El nuevo papel moneda traía una renovada imagen de Manuel Rodríguez, guerrillero y prócer nacional, pero también una serie de símbolos que buscan recordar a la cultura mapuche, entre ellos, el sol o “antü“. Es ahí donde se genera el mito. Pues según Francisco “Efe” Ortega “el sol mapuche tiene 8 brazos, pero acá aparece con 7” (ver fotos).
 
“Efe” Ortega es periodista y escritor del libro de ficción “Logia”, que narra la historia de una cuarta carabela que venía con Cristóbal Colón a América, pero que por un conflicto entre la masonería que llegaba al nuevo continente y la Iglesia, termina por desaparecer para los libros de historia.
 
“Antü era el símbolo de la Logia Lautaro y de ahí se puede desglosar que así como el dólar gringo, nuestros billetes también tienen simbología oculta”, afirma el escritor. 
 
“La logia Lautarina, un grupo paramasónico (usaba el rito, pero no es reconocida como organización de la orden) fue fundada por Francisco de Miranda en 1797 en Londres. Y luego, en 1823, cuando se funda la Gran Logia Masónica de Chile, comienza una era donde la masonería y el poder en Chile han estado íntimamente relacionados, incluso más que en EE.UU”, dice Francisco Ortega.
 
Y sus palabras resultan muy convincentes. Pues basta abrir los libros de historia para encontrarse con un hito importante que relaciona a Manuel Rodríguez con la masonería: las extrañas condiciones de su muerte.
 
El prócer fue asesinado el 26 de mayo de 1818 camino a Tiltil por el Teniente Antonio Navarro, cuando iba a ser encarcelado por orden de Bernardo O’Higgins. Años después de este episodio, Navarro reconoció que había recibido la orden de dispararle a Rodríguez de parte de Bernardo de Monteagudo, quien a su vez estaba bajo la responsabilidad de Bernardo O’Higgins. Este habría recibido la sugerencia de apartar del camino al “guerrillero” de parte de José de San Martín, el libertador argentino. Ambos pertenecían a la Logia Lautarina.
 
Por otra parte, el escritor agrega que “prácticamente todos los gobernantes chilenos han formado parte de la masonería, Pinochet incluido. También muchos arquitectos. Y las obras están a la vista de todos. El cerro Santa Lucía, el cerro San Cristóbal o el eje del poder del Paseo Bulnes, son muestra de arquitectura simbólica al nivel de lo que se en las películas respecto de la ciudad de Washington”.
 
Cabe señalar que la Gran Logia de Chile reconoce que sólo algunos presidentes han sido miembros de la orden. Ellos son Manuel Blanco Encalada, Arturo Alessandri Palma, Pedro Aguirre Cerda, Juan Antonio Ríos, Gabriel González Videla, el General Carlos Ibáñez del Campo y Salvador Allende. 
 
Sin embargo, también hay otros chilenos destacados en la historia de Chile que han sido masones. Entre ellos se pueden mencionar Fray Camilo Henríquez González, el profesor Darío Salas, Fracisco Bilbao, José Victorino Lastarria, entre otros.
 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo