Economía griega volvió a crecer tras seis años de recesión

Por

 

EFE

 

La economía griega creció un 0,8% en 2014 y superó en dos décimas las previsiones europeas y gubernamentales en el año en que Grecia volvió al crecimiento, tras seis ejercicios sumida en la recesión.

 

La primera estimación publicada hoy por la oficina de estadísticas Elstat reveló que en términos de volumen el Producto Interior Bruto (PIB) fue de 186.500 millones de euros en 2014, frente a los 185.100 millones de euros de 2013.

 

En 2014 Grecia encadenó dos periodos de crecimiento a partir del segundo trimestre en que logró un ligero aumento interanual del 0,4%.

 

Esta tendencia continuó en el tercer trimestre de 2014 con un aumento del 1,7% en comparación con el mismo periodo de 2013.

 

Las buenas cifras se debieron fundamentalmente a la positiva evolución del turismo, motor de la economía griega, que aumentó un 23% en 2014 respecto al año anterior y registró la cifra récord de 22 millones de llegadas, según datos del Banco de Grecia.

 

En el cuarto trimestre de 2014, según Elstat, el PIB registró un incremento real del 1,3% respecto al mismo periodo de 2013.

 

Las previsiones de la Comisión Europea (CE) sitúan el crecimiento de la economía helena en un 2,5% en 2015, una estimación que de cumplirse situaría a Grecia como la economía que más crece en la eurozona, y de cara a 2016 las estimaciones son de un crecimiento del 3,6%.

 

Por su parte, el Banco de Grecia prevé un aumento del PIB del 2,9% para 2015.

 

Sin embargo, otros datos macroeconómicos siguen dando pocos motivos para el optimismo, pues a principios de esta semana se conoció que los precios en Grecia registraron en febrero una caída del 0,6% frente a enero y del 2,2% respecto al mismo mes de 2014.

 

Con ello el país encadena ya 24 meses seguidos en deflación, uno de los peores indicadores de la salud de una economía.

 

Igualmente negativa fue la evolución de la balanza comercial, que según Elstat, aumentó su déficit en un 6,4% en 2014.

 

Tampoco marchan bien las cuentas del Estado, que registró en enero un déficit de efectivo de 217 millones de euros, después de un superávit de 603 millones de euros hace un año, de acuerdo con cifras del Banco de Grecia.

 

Al tiempo, y según el Ministerio de Finanzas, la deuda pública ascendió en 2014 al 185% del PIB, diez puntos por encima de 2013.

 

Mientras, el Estado utiliza las emisiones de letras a tres y seis meses, las únicas emisiones de deuda que realiza, para hacer frente a los pagos más urgentes.

 

No obstante, en las subastas de estos títulos en las últimas dos semanas el interés que Grecia tuvo que pagar superó el 2%.

 

Poder elevar el techo de emisión de Letras del Tesoro, fijado en 15.000 millones de euros, en otros 8.000 millones es una de las demandas que el Gobierno trasladó al Banco Central Europeo (BCE), pero a la que la entidad se ha negado.

 

Sin duda uno de los datos más preocupantes a nivel social es la abultada tasa de desempleo que, según los últimos datos de diciembre, afecta al 26% de la población activa y a más del 50% de los jóvenes.

 

Desde que en el último trimestre de 2008 la economía del país entrase en recesión, Grecia ha perdido un cuarto de su riqueza, y algunos analistas estiman que la economía podría contraerse de nuevo en el primer trimestre de 2015.

 

Las negociaciones que mantienen el Gobierno y los representantes de la CE, el BCE y el Fondo Monetario Internacional suscitan incertidumbre en los mercados, lo que podría perjudicar al crecimiento de la economía.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo