Calor en retirada: temperaturas comenzarían a bajar durante abril

"Tal vez, las máximas se mantengan un poquito más alto que lo normal, pero no tan significativas como lo que ha ocurrido en marzo, que ha sido significativamente más alto”, asegura Álvaro Mauro, meteorólogo de la Universidad de Santiago.

Por Nathaly Lepe

Hace una semana, Santiago registró una marca histórica cuando los termómetros subieron hasta 35,5ºC. Desde ese día en adelante, las máximas no han bajado de los 30º C y deberían mantenerse en los mismos niveles, por lo menos durante lo que queda en el mes de marzo.

Por lo menos así lo confirma el meteorólogo de la Universidad de Santiago, Álvaro Maduro, quien aprovecha de llamar a la calma a la población, adelantando que el fenómeno de las altas temperaturas comenzaría a declinar comenzado el mes de abril.

“Ya hay un cambio, aunque no muy notorio, pero sí en los valores extremos. Naturalmente tienden a normalizarse los valores, aunque se mantienen un poco altos”.

“En abril tiene que cambiar el fenómeno. Tal vez, las máximas se mantengan un poquito más alto que lo normal, pero no tan significativas como lo que ha ocurrido en marzo, que ha sido significativamente más alto”.

“En ese contexto abril tiene que marcar una transición y mayo, con mayor razón”, apunta Mauro.

El profesional de la Universidad de Santiago, subraya que el fenómeno que tiene al país en manga corta, si bien no es una situación permanente, si puede atribuirse en parte al cambio climático, si se comparan los registros a nivel planetario, que están mucho más altos en términos generales.

¿Y las lluvias?

De acuerdo con la Predicción Climática Estacional para Chile, correspondiente al trimestre marzo – mayo, desde la Región de Valparaíso hasta la Región de Aysén, se espera un otoño con precipitaciones sobre lo normal, exceptuando las ciudades de Valparaíso, San Fernando y Concepción.

Un análisis con el que coincide Mauro, quien adelanta que para el cuarto mes de este año comenzaría a tomar fuerza el fenómeno del niño, lo que se traduciría en el inicio de las precipitaciones.

“Estamos todos con las esperanzas que así sea, la verdad es que se nota una leve ocurrencia del niño, pero muy suave todavía, yo te diría que en abril, mayo vamos a tener posibilidades más concretas, pero las esperanzas están puestas en que sí se produzca un leve aumento y se normalicen las precipitaciones”.

Eso sí, asegura que las precipitaciones no estarán por sobre las de un año normal, si no más bien sobre las que se han registrado en los pasados cuatro años.

“Estamos todos con la esperanza que aparezca el niño, que se fortalezca un poco en mayo y de ahí bueno, y podríamos tener una caridad de precipitaciones mayores a las que hemos tenido en los últimos cuatro años”.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo