Columna de música por Jorge Rodríguez: De todo un poco

Por Jorge Rodríguez Urrutia / periodista

 

Cuatro años después de dar vida a M+A+S (Música+Alma+Sexo), Ricky Martin vuelve a hacer de las suyas de la mano de “A quien quiera escuchar” ($10.990 edición normal y $13.900 edición de lujo, en disquerías). Definido por el astro boricua como la posibilidad de reanudar una conversación con el público, es la narración de un sinnúmero de vivencias personales y profesionales. En ese período, Martin volvió a las tablas en Broadway con un rol estelar, se lanzó a la conquista de Australia, realizó giras mundiales y conquistó, una vez tras otra, las ondas radiales en español e inglés.

A quien quiera escuchar muestra a un Ricky Martin maduro que se abre a explorar en materia de letras, arreglos musicales y vocales. No abandona los temas movidos que le permiten lucirse en los escenarios, Martin sale airoso al apostar  por arreglos  más acústicos. A la vez, su voz se percibe más diáfana y su nivel interpretativo está mejor que nunca.

El músico ha residido los últimos tres años en Australia, una experiencia que le ha permitido fusionar culturas y volver de alguna manera a sus orígenes musicales. En este álbum, Martin aprovecha para rendir un homenaje a su natal Puerto Rico con la canción “Isla Bella”, en la que da un repaso “nostálgico” a su tierra de origen. El proceso creativo de “A quien quiera escuchar” se desarrolló en medio de una gira mundial, lo que constituyó una experiencia diferente para el músico.

“Es un disco muy orgánico, relajado y nada pretencioso. Tiene una poesía muy cotidiana y muy simple. He vuelto a lo maravilloso que es disfrutar de un buen piano, un buen acordeón, un buen chelo o una buena trompeta. Creo que es uno de mis discos más ricos, musicalmente hablando”, afirma.
Este es el álbum con el que Ricky Martin parte de la madurez hacia un futuro que parece no conocer límites. El álbum es una mirada esperanzadora hacia lo que viene, desde lo vivido. El artista ha dicho que no piensa en el futuro con miedo ni duda. De igual modo, sugiere una valorización sobre la importancia de amar y ser amado en versos como “Si lo sientes díselo a la suerte, si lo encuentras hazlo para siempre”.

Este disco trae diez temas inéditos donde Martin contó con la colaboración de reconocidos productores.

Estos son “Adiós”, “Disparo Al Corazón”, “Isla Bella”, “Perdóname”, “Náufrago”, “La Mordidita”, “Cuando Me Acuerdo De Ti”, “Mátame Otra Vez”, “Nada” y “A Quien Quiera Escuchar”. Para los fans, la versión deluxe cuenta con 13 temas, incluyendo cortes acústicos.

Martin aseguró en distintas entrevistas que “Disparo al corazón” es su canción preferida. “El título es un poco fuerte, pero el drama dentro del amor también es un momento importante. Es una canción en la que habla mi piel, donde hablo en metáfora, pero hay mucha sensibilidad, entrega y honestidad”.

En conclusión, un trabajo lleno de baladas poderosas y temas bailables muy pegajosos. Es su producción más comercial desde “Vuelve” (1998), la que lo llevó a la consagración mundial, pero esta vez con el valor adicional de la madurez y la experiencia.

** Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo