Cómo es el efecto del gas propano que mató a una adolescente de 15 años

“Lo que podrían haber estado buscando, es un efecto, como es un hidrocarburo, similar a lo que produce el Alotano que es un gas de anestesia y que produce un adormecimiento, un estado que es como estar entre sueño y realidad”, sentencia toxocóloga.

Por Nathaly Lepe

La muerte de una joven de 15 años en la comuna de Peñalolén, producto de la inhalación de gas propano, levantó nuevamente el cuestionamiento por el consumo de este tipo de productos por parte de la población adolescente, con fines recreativos.

No es extraño que cada tanto, aparezcan denuncias de nuevos productos con los que los jóvenes experimentan para drogarse, el problema, asegura a Publimetro la toxicóloga de la Universidad Mayor, Laura Borgel, es que son elementos de los que se tiene escaso control los que los hace altamente peligrosos.

La especialista explica que en el caso ocurrido con la menor y su hermana de 19 años, que se encuentra internada en un recinto asistencial, los jóvenes utilizan el gas propano porque les provoca una sensación similar a un anestésico.

“Lo que podrían haber estado buscando, es un efecto, como es un hidrocarburo, similar a lo que produce el Alotano que es un gas de anestesia y que produce un adormecimiento, un estado que es como estar entre sueño y realidad”.

El problema, acota Borgel, es que este tipo de sustancias, asociadas a los hidrocarburos, generan falta de oxigenación a nivel celular, lo que puede derivar no solo en edemas cerebrales, sino también en edemas pulmonares, provocando en pocos minutos la muerte.

“El propano produce una falta de oxígeno a nivel celular y esto se traduce posteriormente en edema cerebral, que también puede traspasarse a edema pulmonar. Pero cuando tenemos edema cerebral, el sistema servicio no puede expandirse más allá de la caja craneana y se introduce parte del tronco cerebral donde están los receptores y el centro motor, se mete a presión por el canal neutral y ahí tenemos un enclavamiento y un fallecimiento muy, muy rápido”, explica.

La toxicóloga de la U. Mayor aclara además que es muy difícil saber que cantidad de producto inhalado puede derivar en una tragedia, porque eso depende del espacio donde se consume, la proximidad con la fuente emisora y el tiempo de consumo.

“Los efectos son relativamente rápidos, piensa que con un altozano que sería lo comparable, tu inhalas un poquito y ya está listo para iniciar el proveo de anestesia”, concluye.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo