Mujeres alcanzan 70% de participación en subsidios habitacionales

Por

 

María Teresa Valenzuela es dueña de casa, allegada y desde 2010 que lidera el comité “Los Tulipanes” en búsqueda de obtener una vivienda. “La lucha no ha sido fácil”, asegura, y claro, conllevar a 120 familias a cumplir su deseo de una solución habitacional definitiva ha costado, aunque su trabajo tuvo recompensa precisamente para la celebración del Día Internacional de la Mujer.

Cada 8 de marzo se ha vuelto una instancia oficial para relevar el rol femenino en los últimos años, su crecimiento a nivel social y consolidación en diferentes ámbitos. Y si bien en Chile aún quedan por ajustar aspectos que marcan diferencia con los hombres, uno de los principales cambios que aportan en la reducción de esta brecha es el acceso a la vivienda.

Según explica el informe de la Comisión de Estudios Habitacionales y Urbanos (CEHU) del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, ser mujer en Chile significa ser sujeto de desventajas que se encuentran en la base de la sociedad chilena y que determinan el acceso a oportunidades a lo largo de toda la vida.

Históricamente, mujeres y hombres no han vivido en igualdad de condiciones la experiencia de ser propietario de una vivienda y tampoco de compartir el espacio público existir en el espacio público, sean residentes de grandes ciudades o de zonas rurales más alejadas.

Al respecto, la ministra del ramo, Paulina Saball explica que “en todos nuestros programas habitacionales el 70% de las participantes son mujeres, lo que representa no sólo la preocupación, dedicación y compromiso, sino que también el significado que tiene la vida material para el desarrollo de la integración de las familias y de las comunidades”.

Según la encuesta CASEN 2013, la mujer cuenta con menos recursos propios para acceder a ser propietaria de una vivienda. Entre los jefes de hogar, el 45% de hombres frente a un 38% de mujeres cuenta con ahorros para comprar un inmueble.

Pese a estas desventajas, son los hogares con jefatura femenina los que tienden a habitar viviendas con menor déficit habitacional por materialidad, en comparación con los hogares de jefatura masculina donde el 56% habita en viviendas irrecuperables. De hecho, la participación femenina predomina considerablemente en la obtención de una vivienda definitiva. Las mujeres ejercen un liderazgo fundamental en las organizaciones sociales y territoriales”, remarca la secretaria de Estado.

 

Asimismo 8 de cada 10 familias que obtienen el subsidio del Fondo Solidario de Elección de Vivienda son lideradas por mujeres, principalmente de aquellas provenientes de sectores de más escasos recursos.

Esta misma relación se da en el nivel de postulaciones al Programa de Subsidio de Arriendo de Vivienda, mientras que en el subsidio del Programa de Protección al Patrimonio Familiar  la mujer lidera considerablemente tanto el número de postulaciones (69%) como la cantidad de subsidio otorgados (70%).

En el caso de los barrios al interior de las diferentes comunas, estos tienen un sello predominante femenino, explicado principalmente, porque el espacio de la mujer en la ciudad es a escala barrial. Así lo explica Saball al señalar que “el espacio privado de la vivienda, donde la mujer vive cotidianamente, es ampliado al espacio del barrio. Y así como cuida a los hijos y se hace cargo de las tareas del hogar, cuida el barrio y se involucra en los procesos de mejoramiento del mismo”.

Por otro lado, el Programa de Recuperación de Barrios ha constatado principalmente que las mujeres ejercen un importante liderazgo en las organizaciones sociales y territoriales; y que ejercen un rol comunitario que es fundamental para la vida del barrio.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo