UDI: Es inaceptable que Peñailillo pida fin de caza de brujas cuando salen nombres de la Nueva Mayoría

Por PUBLIMETRO

“Nos resulta simplemente inaceptable que el ministro del Interior pida terminar con la caza de brujas justo cuando comienzan a aparecer nombres de personeros de gobierno y de la Nueva Mayoría vinculados a la emisión de boletas de SQM. Lo cierto es que el ministro Peñailillo no puede ni debe impedir que las instituciones funcionen ni que el periodismo independiente de Chile haga su trabajo, investigue y pregunte al poder público aquellos temas que le incomodan”.

Con estas palabras, el diputado de la UDI Enrique van Rysselberghe criticó los dichos y cuestionó la credibilidad del ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, luego que éste último rechazara la eventual vinculación del subsecretario General de Gobierno, Rodolfo Baier, con el caso SQM.

“Claramente los cuestionamientos al trabajo investigativo de la prensa por parte de Peñailillo son inadecuados y arrojan un manto de dudas sobre las intenciones del Ejecutivo en materia de corrupción. No es un buena señal que el conductor político del gobierno entregue una señal contraria a la trasparencia y crítica a la labor que realizan los medios de comunicación”, dijo.

Tras esto, Van Rysselberghe enfatizó que “la ciudadanía espera de sus autoridades una actitud proactiva a favor de esclarecer los casos en que personas de todos los sectores parezcan mencionadas por casos en los que deben justificar sus conductas. Y no le hace bien a la democracia ni al país que la gente quedé con la sensación de que el gobierno práctica las defensas corporativas cada vez que es mencionado alguien cercano a la familia presidencial o que presta servicios en el Ejecutivo”.

“No es tarea del ministro del interior exculpar ni defender a quienes resulten mencionados, ni si quiera acusados o inculpados, con antecedentes que ameritan una explicación por parte de los señalados. Creemos que el gobierno debe asumir que el problema del financiamiento político era efectivamente más complejo de lo que La Moneda estimaba hace unos meses y que la transversalidad de este problema exige una visión de estado y no insistir en una actitud con la que se pretende sacar pequeñas ventajas políticas, tal como se comportó buena parte de la Nueva Mayoría y del gobierno al conocerse el caso Penta”, agregó.

“Creemos en suma que el ministro del Interior no debe ni puede entregar señales ni emitir mensajes públicos que tiendan a justificar los actos reñidos con la probidad en los cargos públicos y que cuestione o pretenda establecer los límites del trabajo periodístico e investigativo cuando existen antecedentes que ameritan ser consultados y que demanda explicaciones, cuando no acciones judiciales”, finalizóVan Rysselberghe.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo