Gobierno califica la tragedia en el norte como "el peor desastre pluviométrico en 84 años"

Por Flor Guzmán

Casas completamente inundadas y anegadas con barro, calles desaparecidas debajo del lodo y vecinos con el barro hasta las rodillas e incluso manchados hasta el cabello. Ese era parte del escenario que se podía observar hoy en la mañana en las comunas más afectadas por el frente de altas precipitaciones que se activó el martes pasado entre las regiones de Antofagasta y Coquimbo. “Es el mayor desastre pluviométrico que hemos tenido en los últimos 84 años”, dijo el subsecretario de Interior Mahmud Aleuy.

La gravedad de la situación obligó a decretar Toque de Queda desde las 23.00 horas en la Región de Atacama. La medida se suma al Estado de Excepción que ya se había decretado para esa región y para la de Antofagasta. La presidenta Michelle Bachelet se trasladó a Chañaral, una de las zonas más afectadas por el desastre, para coordinar desde ahí la emergencia y supervisar en terreno, pero fue recibida con molestia por algunos vecinos, quienes reclamaban por la gestión de la ayuda y la escasez de alimentos y agua.

Las víctimas fatales ya han aumentado a 7 y los desaparecidos han bajado a 19, en una jornada marcada por la disminución de la potencia de las lluvias, pero aún afectada por los estragos del barro y los escombros.

Uno de los episodios más críticos ocurrió en Taltal, Antofagasta, donde un segundo aluvión prácticamente dividió la comuna en dos. “Somos la única ciudad que no sabemos cómo va a pasar la noche, porque es mucha el agua que corre, está dividida la comuna, nos tiene divididos el torrente de agua que es muy grande”, dijo Sergio Orellana, alcalde de Taltal. Otra zona crítica fue el río Elqui, el que se desbordó en diversos puntos del valle del mismo nombre en la Región de Coquimbo. El punto más complicado es el sector de Marquesa, donde llegó el agua hasta los viñedos que están en el área. Las zonas de Pelicana y Lo Rojas también se encuentran complicadas por desbordes.

Varias localidades continúan aisladas en las zonas altas del valle de Copiapó y Elqui. La Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) aseguró que sectores agrícolas como Calqui, San Antonio, Los Loros y La Puerta se encuentran aislados y que no habían recibido asistencia de las autoridades. “Nos preocupa más bien la situación de aislamiento y destrucción de viviendas de familias de agricultores de quienes sólo hemos podido saber a través de comunicaciones esporádicas. Una vez superada la urgencia, podremos dimensionar mejor el daño”, dijo Patricio Crespo, presidente de la SNA.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, aseguró que se desplegó trabajo aéreo con el objetivo de rescatar y evacuar a quienes permanecían aislados. La autoridad dijo además que hay entre 5.000 y 6.000 viviendas dañadas. En tanto, ayer cerca de las 14.30 horas LAN informó que se habían reanudado las operaciones aéreas en Calama y Copiapó, así como al resto del norte. También se retomaron los vuelos diurnos desde y hacia Antofagasta.

Especulación
En las redes sociales aparecieron diversas denuncias que apuntaban a la especulación de precios en la zona afectada. Hasta $14.000 incluso podía llegar a costar un bidón de agua. “Es necesario que la gente se eduque, que aprenda a prepararse para las situaciones de riesgo y emergencia, que aprenda a manejar un kit y así evitar especulaciones. La primera capacidad de respuesta, el minuto de oro es la capacidad de respuesta inmediata. Teniendo eso ya se asegura y se solicita la atención más especializada”, remarcó Renato Canabes, prevencionista de riesgos UDP. “Va a haber cambios meteorológicos a nivel mundial, mucho calor, mucha lluvia, climas que no había antes, por lo tanto, la gentetiene que prepararse y las autoridades coordinarse”, agregó.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo