Cerca de un 30% de la "dotación a contrata" de la Onemi sólo tiene educación media

Por Mauricio Zapata

“Yo quiero decir que la Onemi ha funcionado muy bien. Los he visto ahí, en terreno, perdonando la expresión, sacándose la mugre trabajando. Pero por eso, porque somos un país como somos, queremos tener un servicio más potente”, planteaba la Presidenta Michelle Bachelet desde el Palacio de La Moneda luego de encabezar el Comité de Emergencia (COE) debido a la catástrofe que golpea a la zona norte del país. 

La mandataria respondía, de esta manera, a las críticas que se han surgido desde el oficialismo y la oposición, a la capacidad real de gestión y respuesta en caso de emergencia que tiene el organismo. 

Tan solo ayer, por ejemplo, el diputado jefe de la bancada DC, Ricardo Rincón, pedía expresamente la renuncia de su director nacional, Ricardo Toro, y aseguraba que “estas instituciones tienen que tener un componente técnico cívico especializado”, para luego agregar que “la Onemi debe prever, no sólo debe responder. Cualquiera sabe, no hay que ser experto, que si en el norte llueve más de 7 mm, usted va a tener una situación compleja”, consignaba el diario La Nación. 

Mientras que el diputado jefe de la bancada RN, Alejandro Santana, enfatizó a Publimetro que el gobierno no aprendió del 27F a que ante catástrofes naturales la falta de prolijidad, oportunidad, y eficiencia de los servicios vinculantes, se paga no solo con pérdidas materiales si no que también con vidas humanas”. 

El parlamentario agregó que “en los incendios forestales pasa lo mismo, no existe política pública, no existe inversión en bomberos que siempre son los q actúan con las limitaciones de equipos y tecnología”. 

En medio de la controversia, la mandataria reconoció que hubo “un proyecto impulsado por el gobierno anterior” para avanzar en esta materia, pero que, a su juicio, carecía de los elementos necesarios para “desarrollar un servicio nacional de gestión de desastres, que fuera una onemi musculosa, que no busque solo coordinar”. 

“Necesitamos más técnicos, más expertos, capaces de adecuar coordinadamente, pero también de manera especifica. Este fue el proyecto que enviamos en el mes de diciembre y espero que haya celeridad”, dijo a modo de conclusión

Una Onemi que cojea

Por esta razón y en medio de la catástrofe, las críticas y el blindaje de la Presidenta a la Onemi, Publimetro quiso indagar amparado en la Ley nº 20.285 (sobre acceso a la información pública)en quiénes son los funcionarios que conforman la actual Oficina Nacional de Emergencia y cuáles son sus competencias profesionales y/o técnicas para ocupar el cargo que desempeñan. 

Es así como de acuerdo a la información publicada en el sitio oficial de la Onemi, con fecha de Febrero del 2015, un total 176 personas conforman la “dotación a contrata”, distribuidos en las distintas regiones del país, que realizan funciones de apoyo,coordinación, planificación y administrativas, entre otras, en caso de emergencias y catástrofes.

De ellos, un 28 % (49 personas) solo tiene estudios completos de educación media y realizan, en su mayoría, funciones de “asistente administrativo” que les reporta un sueldo no inferior a los 520 mil pesos. En algunos casos, esta cifra puede exceder el millón de pesos con funciones como la de “profesional de apoyo” y “conductor”.

A lo anterior se suma un dato más. Siete de estos funcionarios tienen asignada la función de “Coordinador CAT”. 

Ahora bien, ¿qué es el CAT?. Dejemos que la Onemi nos explique:

“El Centro Nacional de Alerta Temprana es la unidad de la Oficina Nacional de Emergencias encargada del monitoreo constante, en tiempo real, de todo el territorio nacional. Es la cabecera de un sistema de información, cuyo tráfico son los aportes y demandas desde y hacia el Sistema Nacional de Protección Civil, estableciendo las coordinaciones necesarias de los recursos disponibles, con el fin de mitigar el riesgo ante las distintas amenazas”, se lee en su sitio oficial.

Esta unidad, además, está encargada de la administración general de la información a nivel nacional inherente a daños, afectación o cualquier situación relacionada que pueda afectar potencialmente tanto a las personas, a sus bienes o al medio ambiente.

Y no solo eso, su misión es “vigilar permanentemente y sistemáticamente la evolución de las manifestaciones de amenazas, condiciones de vulnerabilidad y ocurrencia de eventos destructivos para recabar, evaluar y difundir, tan pronto como sea posible, la información válida disponible sobre situaciones de riesgo o emergencia. También coordina las operaciones de control de tales eventos y otras medidas de mitigación de daños debidamente evaluados”.

Teniendo en consideración lo anterior y acorde a los datos publicados por la Onemi, en las regiones IV, V, VII, XI, XIV, XV y RM, las siete personas encargadas de la coordinación del CAT solo tienen estudios en enseñanza media.

Puedes revisar los datos citados en el siguiente aquí

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo