Columna de Vasco Moulian: El desastre del norte televisivamente lo ganó Mega

Por vasco moulian

Para bien o para mal vivimos en Chile y querámoslo o no, somos un país en el fin del mundo que cada cierto tiempo sufrimos los embates de la naturaleza. Como si no nos bastaran los terremotos, maremotos y erupciones de volcanes ahora nos tocaron las inundaciones, desbordes de ríos y aluviones en el norte de nuestro país.

¿Qué cagada nos mandamos en otra vida Diosito para que nos castigues así? Ojalá que te olvides de los pecados de nuestros políticos por un tiempo y nos des un tiempo de tranquilidad.

Pero vamos a lo nuestro, ¿qué ha pasado con los canales de televisión abierta en la cobertura del desastre del norte? Seamos honestos, unos más, otros menos, han dejado las patas hasta la cintura en el barro. No se han bañado, han pasado pellejerías al no tener baños, ni ropa para cambiarse, han dormido poco y nada, pero ahí han estado al pie del cañón, matinée, vermouth y noche, con la mejor cara, informando la triste realidad de las localidades de la Región de Atacama que fueron devastadas.

Créanme que no es fácil estar informando la tragedia de otras personas y no emocionarse, empatizar con las personas que entrevistan y que están sufriendo. Mientras TVN ha usufructuado de su condición de tener una red en la IV Región, que le permitió en las primeras horas desplegarse con muchos recursos humanos en casi todas las localidades afectadas, no ha tenido un rostro potente que destaque.

Lo mismo sucede con CHV, que fiel a su estilo, ha picado la cebolla fina apelando al dramatismo en sus notas.

A su vez, Canal 13 ha sido más sobrio y respetuoso que los otros dos canales antes mencionados, teniendo a Ramón Ulloa como su mejor carta.

Pero el que se ha llevado todos los aplausos y el rating ha sido Mega, con una cobertura excelente, profesional y con periodistas en todos los puntos importantes. Han sabido transmitir la tragedia con tino y tacto, incluso con una pizca de dramatismo, pero lo justo y necesario sin caer en lo chabacano. Eso el público lo ha premiado y ha hecho que por primera vez Mega gane una cobertura periodística nacional.

Y el responsable de eso tiene nombre y apellido: José Luis Repenning. Cuántas veces lo hemos tratado mal al “Repe” y esta semana nos ha tapado la boca a todos con su trabajo. Viene siendo como el nuevo Amaro en versión chilensis y mejorada. No sé si ha dormido más de cuatro horas diarias, porque lo veo desde el alba hasta el cierre de las transmisiones de Mega, siempre aportando datos duros, emociones y robándoles un poquito de alma a cada uno de sus entrevistados en las distintas localidades por las que se ha movido. Más encima, embarrado hasta la cintura. Eso es periodismo vivencial. De verdad. Dentro de toda la tragedia, me permito la licencia de afirmar que el desastre del norte televisivamente lo va ganando lejos Mega junto a “Repe” y Compañía Limitada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo