IPoM del Banco Central: proyección de crecimiento se mantiene y se espera que inflación seguirá elevada

Por

 

El Consejo del Banco Central de Chile presentó este lunes ante la Comisión de Hacienda del Senado su Informe de Política Monetaria (IPoM) de marzo, en el que mantuvo el rango de crecimiento proyectado en diciembre para este año –de entre 2,5 y 3,5%- con una inflación que se mantendrá por sobre el 4% anual por algunos meses más, cerrando en 3,6% este año (desde el 2,8% proyectado en el informe de diciembre), y acercándose a 3% anual en el curso del 2016.

El IPoM fue presentado por el Presidente del Instituto Emisor, Rodrigo Vergara,acompañado por el Vicepresidente, Enrique Marshall, los Consejeros Sebastián Claro, Joaquín Vial y Pablo García y el Gerente de la División Estudios, Alberto Naudon.

El documento señala que en los últimos meses, la inflación ha sido superior a la prevista, con lo que persiste sobre el 4% y su retorno al rango meta será más lento que el estimado en diciembre.

Agrega que la depreciación del peso sigue siendo el principal factor detrás de la dinámica de los precios, lo que, sumado a la indexación y a un mercado laboral menos holgado que lo esperado llevó a la inflación subyacente (IPC sin alimentos y energía) desde 4,3 a 4,7% anual entre noviembre y febrero.

El escenario base de este informe del ente emisor estima que el crecimiento de la economía en el año 2015 será superior al del año pasado, aunque seguirá por debajo del de mediano plazo, que el Consejo estima entre 4 y 4,5%. Considera el Informe que durante la primera mitad del año, la economía tendrá tasas de expansión similares al promedio de los últimos meses, con un proceso de recuperación que se hará más evidente hacia fines de este año.

La proyección contenida en el Informe considera un crecimiento de los socios comerciales para el periodo 2015-2016 mayor que en los años previos; una mejoría de los términos de intercambio; que el alza del dólar seguirá dando impulso a los sectores transables; que los menores precios de los combustibles cooperarán en reducir los costos de las empresas y mejorar los ingresos familiares; el impulso significativo que ha agregado la política monetaria con una fase expansiva relevante y la política fiscal que aportará al crecimiento del gasto, en particular la inversión.

El Informe da cuenta del incremento en el tipo de cambio iniciado en el año 2013 y señala que ha sido el más prolongado de la última década. Agrega que se ha dado en el contexto de desaceleración gradual de la economía y no de una recesión abrupta. Y este es uno de los principales factores que explican el que la inflación se haya mantenido por varios meses por sobre 4%.

Respecto de la Tasa de Política Monetaria (TPM), señala que las expectativas de mercado muestran diferencias sobre su evolución en el año 2015. Por un lado, las encuestas indican que se mantendrá en 3% durante todo el año, para subir durante el 2016 y, por otro, los precios de los activos financieros, al cierre del IPoM, apuntaban a
que comenzará a subir en el segundo semestre de este año.

El Consejo del Banco tiene como supuesto de trabajo de este IPoM que la TPM seguirá una trayectoria algo por sobre la implícita en las encuestas.

En cuanto al escenario internacional, el IPoM señala que el entorno externo y sus riesgos continúan determinados en parte importante por el inminente proceso de normalización monetaria en Estados Unidos, mientras que en la Eurozona y otras economías desarrolladas y emergentes las bajas tasas de interés, en gran parte como respuesta a las menores cifras efectivas de inflación y sus reducidas perspectivas de mediano plazo, a diferencia de lo observado en Chile y América Latina.

En tanto, el informe del Banco Central da cuenta de que el precio del cobre promediará US$2,8 la libra en 2015 y 2016, mientras que el valor del petróleo crudo Brent y WTI será de US$62 y US$55 el barril para igual período.

 

Riesgos

Como en cada IPoM, el Banco Central advierte riesgos en la economía externa o interna que, si se concretan, pueden modificar el escenario base de inflación y actividad.

En esta ocasión, sostiene que aunque los riesgos locales se han moderado, aunque el principal riesgo que el IPoM considera para el ámbito interno es la evolución de la inflación, en particular por la sostenida alza en el valor del la divisa estadounidense y su efecto acumulado en los costos.

En el plano externo, se observa que varios elementos que podrían generar nuevos episodios de volatilidad en los mercados financieros mundiales.

Por un lado, destaca “las sorpresas relevantes” sobre el aumento o la velocidad con que la Reserva Federal (Banco Central de EE.UU.) aumentará su tasa de referencia; la situación de las economías emergentes si se prolongan los bajos precios de las materias primas y los efectos de este riesgo en América Latina, donde se agregan factores económicos y políticos complejos.

 

A lo anterior se suman los conflictos geopolíticos en Medio Oriente y parte de Europa y el de un menor crecimiento de China, con sus implicancias en el precio del cobre.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo