Foco en el crecimiento y más diálogo: las expectativas de expertos con el nuevo ministro de Hacienda

Por

 

 

 

Pablo Contreras Pérez

 

La salida de Alberto Arenas del Ministerio de Hacienda es un hecho inédito. Solo algo parecido sucedió cuando Eduardo Aninat renunció voluntariamente a ese cargo en el gobierno de Eduardo Frei para ir a trabajar al Fondo Monetario Internacional.

 

Por ello, su destitución sin duda no pasa desapercibido para los analistas. Para Rafael Garay, CEO de Think Co., el despido del jefe de la billetera fiscal tuvo como motivo principal sus estimaciones económicas “permanentemente erradas”. “Una de las cosas principales para el ministro de Hacienda es generar confianza, porque sus dichos tienen influencia real en el mercado, por lo tanto, esta incertidumbre que generaba el exministro Arenas fue que le pasó la cuenta y al final del día la Presidenta decidió hacer una cirugía mayor”, sostiene.

 

Similar visión tiene Mario Valenzuela, vicedecano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián (USS), quien afirma que “se ha perdido de vista que el crecimiento económico es el motor del desarrollo y de inclusión social donde, para que realmente opere, se debe trasmitir confianza a los agentes económicos, tanto personas como empresas. Considero que esta visión, aunque bien intencionada, la perdió el equipo económico pasado”.

Respecto del nuevo secretario de Estado, Rodrigo Valdés, Garay tiene una mejor opinión. “Tiene una trayectoria interesante, aparte de su doctorado en el MIT y sus pergaminos académicos, ha estado en el departamento de estudios del Banco Central, ha estado en BancoEstado, pero también estuvo en Barclays Capital, entonces es un hombre que ha combinado su trayectoria privada y pública, entiende ambos sectores y desde esa óptica se genera una condición ideal para la hasta ahora fallida alianza público-privada“, asegura.

Esa mejor relación con los empresarios, también la tendrá, a su juicio, con el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, quien tuvo una polémica pública con Arenas. “Va a haber una coordinación más natural con la visión que tiene Micco y que lo llevaron a un distanciamiento con Alberto Arenas. En ese sentido, se van a entender mejor, ambos van a poner el foco en el crecimiento“, resalta el economista.

 

Asimismo, otro punto a destacar por Valenzuela de Valdés es su reciente trabajo en la conducción del BancoEstado, con lo que espera que tenga “una buena comprensión del funcionamiento del mundo real de las empresas y personas, especialmente de la pequeña y mediana empresa (Pyme)“.

 

En tanto, Francisco Klapp, economista del Instituto Libertad y Desarrollo, no quiso personalizar en cuanto a las razones del cambio en el Ministerio de Hacienda, pero coincide en esperar que “se retome el foco en el crecimiento” que a su juicio tuvo siempre esta cartera.

 

En esa línea, subraya que “desde la vuelta a la democracia que hemos tenido ministros de Hacienda muy destacados, que de alguna forma son siempre el encargado de poner el crecimiento de la economía por delante y yo creo que ese rol se había desdibujado un poco, con el ministro o la administración actual“.

 

Por ello, Klapp celebra el nombramiento de Rodrigo Valdés, “porque creo puede ayudar a poner de nuevo el foco, espero, en el crecimiento económico”, además de cumplir un muy buen rol en el diálogo con los empresarios, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo