Descubre las 6 formas más sorprendentes de reciclar en casa

Vegetales que pueden volver a ser cultivados, basura y escombros, son algunos residuos que pueden convertirse en materia prima para crear nuevos productos.

Por Daniela Melo

Todos podemos reciclar en casa, eso sí, los hábitos deben cambiar y cada vez que vayamos a botar algo, debemos verificar si este residuo nos sirve para generar otros productos. Acá te mostramos 6 simpáticas formas para reciclar en el hogar con basura o escombros, que más tarde se convierten en materia prima para fabricar diferentes artículos y también, aunque no lo crean, hay vegetales que pueden volver a ser cultivados.

1.- Lámparas de botellas: Es fácil, se lava la botella, que puede ser de vino, cerveza y de cualquier forma. Ojalá que sean de colores oscuros. Se utilizan luces de navidad que se introducen por la boquilla la que luego se tapa. El cable se puede esconder o sacar a través de algún agujero de la botella.

2.- Muro verde: En algún muro del patio se pueden colgar macetas recicladas. Se utilizan botellas plásticas de bebidas para crear macetas. Con cuidado se les corta un agujero en la parte que lleva la etiqueta, se llena con tierra y se plantan semillas. Con la ayuda de un cordel se cuelgan varias macetas en el muro o pared. 

3.- Candelabros o maceteros: Con los tarros de atún y perros de ropa, se pueden crear fácilmente candelabros para poner velas o incluso transformarlos en macetas. Se lava y corta la orilla del tarro, luego esta misma orilla, se pincha con los perros de ropa y adentro se puede colocar un pequeño vaso para poner un vela. De lo contrario se llena con tierra y se plantan las semillas.

4.- Vegetales que vuelven a crecer: Existen alimentos que se reproducen fácilmente a partir de las sobras que quedan cuando se cocina y que pueden volver a ser cultivadas. Es el caso de la zanahoria. Siempre botamos el fondo oscuro donde van las hojas. Este fondo se sumerge en un poco agua junto a una ventana iluminada y pronto se obtienen nuevos brotes de zanahoria.

Lo mismo ocurre con el fondo de la lechuga. Se sumerge en agua y en un par de semanas comienzan a crecer nuevamente las hojas. El apio también funciona como la lechuga, pero se pone la base en agua cerca de una ventana soleada y cuando los tallos comienzan a crecer, se transplanta a un macetero y se entierra la base.

5.- Porta zapatos: Los palets de madera son lejos uno de los mejores escombros para reciclar. Se pueden crear muebles de todo tipo, pero una de las ideas más fáciles es utilizarlo como porta zapatos. Se ubica de forma vertical en el clóset o en cualquier pared de la habitación y se cuelgan los zapatos. Se puede pintar de colores o dejar tal cual.

6.- Maceteros en forma de gato: Esta idea la pueden confeccionar niños con la ayuda de un adulto para realizar los cortes. Se fabrica con el fondo de una botella de bebida grande. Se corta con la forma de orejas de gato, se le hacen agujeros en el fondo para que el agua drene y se pinta de gato con el estilo que más les acomode (ver fotos).

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo