Columna del Padre Hugo Tagle: "Educación para todos"

Por PADRE HUGO TAGLE

Una primera cosa en la que nos deberíamos poner de acuerdo, es en erradicar eso de la “educación gratis”. Eso no existe. Alguien lo paga. Y ese alguien es usted a través de sus impuestos. Dicho esto, diré que sí, estoy totalmente de acuerdo en que la educación básica y media debe ser financiada por el Estado, vale decir por todos los chilenos.

La educación pública debe llegar a ser tan buena, que la educación privada se vea en serios problemas para conseguir alumnos o bien ofrezca servicios que requieren de una financiación extra, lo cual será cubierta por los apoderados, si viene al caso y ellos así lo quieren. Pienso en tantos cursos extra, que enriquecen la malla pero, claro, requieren de una financiación extra. No son queridos por todos los alumnos pero, para el que los quiera, que los pague. Serán clases extra de música, idiomas o deportes. Así y todo, el grueso de la educación debe ser costeada por todos los chilenos y debe ser tan buena que la educación privada se vea constreñida diariamente a ofrecer algo mejor para retener a sus alumnos.

En relación a la educación superior, la cosa cambia. No estoy de acuerdo con su gratuidad. Sí con un apoyo decidido, con fondos para las instituciones de vocación pública; que, por su desempeño, contribuyen al mejor desarrollo del país, de las ciencias y conocimientos. A ellas, hay que apoyarlas para que, quien quiera estudiar, pueda hacerlo. Así y todo, será obligación de cada alumno ver también el cómo financia su camino profesional. Será el primer beneficiado con ello por lo que es justo que contribuya con algo a su adquisición de nuevas habilidades.

Lamento que la discusión se haya quedado solo en la potencial gratuidad de las universidades ¿Qué pasa con los institutos de formación técnico y profesional? Resulta injusto que ellos paguen su educación superior simplemente por no ser universitarios. Creo más en ayudas que pueden surgir del mismo sistema educación, con becas y focalizando la ayuda en los alumnos más vulnerables. “Gratuidad para todos” es quitar recursos a otros que lo necesitan más.

Y la prensa hizo justo alboroto con el descubrimiento de un grupo de alumnos de Ingeniería UC que fueron sorprendidos copiando a través del Whatsapp. Mala cosa. Junto con condenar esa vergonzosa práctica, estoy seguro que se dilucidará y se aplicarán las sanciones que correspondan. Una lección para toda la comunidad estudiantil: hay que ser honestos en la vida. Mejor una mala nota honrada, que una buena producto de una mentira. La verdad siempre triunfa, felizmente.

*** Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo