“Candyman”: el empresario que pasea a mujeres como perros

Por publimetro

Travers Beynon, quien se considera a sí mismo como “el Hugh Hefner australiano”, vive rodeado de jóvenes a las que trata como objetos. Las fotos de sus despreciables excesos son furor en Instagram.

Mejor conocido como “Candyman” -“el hombre de los dulces”-, un apodo que se puso a sí mismo, hizo su fortuna en el negocio tabacalero, al frente de la corporación Freechoice.

El empresario se jacta de su extravagante modo de vida en su perfil de Instagram, donde posee 72.000 seguidores. Allí publica las fotos de sus fiestas salvajes, en las que se divierte “jugando” con los cuerpos de decenas de modelos que contrata por tiempo indeterminado.

A muchas de ellas las utiliza como mesa para apoyar comida o juegos de mesa, a otras las llena de espuma y hasta incluso hay otras a las que saca a pasear con una correa.

Al igual que Hugh Hefner, el magnate utiliza su mansión como una especie de prostíbulo, que lo tiene como único cliente. Hasta la bautizó como la “Candy Shop Mansion” -“la mansión tienda de caramelos”-.

Si bien cuesta creerlo, Beynon es un hombre casado. Taesha Appleby, la esposa, no sólo acepta su comportamiento, sino que participa con entusiasmo de sus actividades. El caso más extremo fue una foto en la que “Candyman” la lleva a ella y a una modelo con una correa, mientras ellas gatean como si fueran perras.

Los padres de Taesha concedieron una entrevista en la que contaron que su yerno no los deja ver a sus dos nietos. Además, manifestaron su preocupación por el ambiente en el que están creciendo y por lo que pueda estar pasando por la cabeza de su hija, que acepta semejante aberración como si nada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo