Columna de libros por Alida Mayne-Nicholls: “La pista de un crimen” de Wilkie Collins

Por ALIDA MAYNE-NICHOLLS

La pista de un crimen es un breve texto detectivesco publicado originalmente en 1875. Tanto el contexto de producción de la novela como el de la acción ficticia que relata se enmarcan, entonces, en la Inglaterra victoriana. Como otras obras de Wilkie Collins, este texto fue publicado primero como una serie y luego como libro; lo que, de hecho, se capta en los capítulos perfectamente acabados, por un lado, y en el suspenso que atrapa al lector para esperar por la siguiente entrega. Afortunadamente hoy simplemente podemos tener una lectura fluida y sin interrupciones, porque este es un libro que se puede terminar fácilmente en una tarde… si se tiene el tiempo disponible para que ello ocurra.

Hago hincapié en la época en que fue escrito porque La pista de un crimen es narrado y protagonizado por una mujer, Valeria. La situación en principio parece simple: Valeria es una mujer joven, acaba de casarse, a pesar de la supuesta oposición de la familia del novio. No sabemos por qué la familia rechaza la unión, pero sí atisbamos de inmediato que el novio oculta algo serio: Valeria también lo sabe. A pesar de que el ambiente y la época parecieran indicar que Valeria debe quedarse callada, ser sumisa a los requerimientos de su esposo de no hacer preguntas y vivir en la ignorancia, confiando en que él sabe lo que es mejor para los dos, la protagonista de Collins es una mujer fuerte, una mujer que actúa en contraposición con el esposo que es pura pasividad. Sin importar las consecuencias, entonces, Valeria decidirá averiguar: primero para desentrañar el secreto y luego para poner en orden las cosas, lo que redundará en una investigación de orden detectivesco. El título en español no es muy sutil: nos deja saber de inmediato que se trata de un crimen. Pero al mismo tiempo oculta el hecho de que la acción es conducida por una mujer. Y la reflexión en torno al género, a cómo es un asunto cultural, que puede ser asumido, utilizado y subvertido es un tema en sí mismo, que mantiene este texto con más de cien años completamente actualizado. Y, además, podemos participar de la búsqueda de un culpable, uno de los placeres de las novelas de detectives. Por supuesto, como el libro lleva más de un siglo dando vueltas, el crimen en cuestión puede ser ya conocido, si bien esta no es una de las novelas más conocidas de Collins en español, famoso por La dama de blanco y La piedra lunar. Pero incluso conociendo el final (es decir, sabiendo quién es el o la culpable), la lectura vale la pena.

Columnas y reseñas de libros en http://buenobonitoyletrado.com/

Collins, Wilkie. La pista de un crimen. Barcelona: books4pocket, 2013.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo