Pareja quedó en prisión preventiva por tráfico de migrantes bolivianos

Les retenían el primer mes de sueldo como una especie de garantía para que no pudieran irse del país y así terminar los trabajos.

Por agencia aton

En el Tribunal de Garantía de Curicó, la fiscalía local formalizó por tráfico de migrantes a Rodrigo Fernando Rojas y su esposa Franchesca Ahumada Céspedes. Ambos quedaron en prisión preventiva. 

Los dos imputados son propietarios de la empresa Isidora SPA, quienes como subcontratistas se dedicaban a traer a Chile a ciudadanos bolivianos para el trabajo de instalación de torres de alta tensión en la precordillera de la Región del Maule. 

Un grupo de 34 extranjeros fue ubicado la semana pasada viviendo en precarias condiciones en un sector rural de la comuna de Teno, donde denunciaron diversas irregularidades laborales que venían sufriendo desde hace algunos meses, incluso algunos sin recibir sueldo alguno desde diciembre pasado. 

Las diligencias encabezadas por la fiscal Mónica Barrientos, con el apoyo de la Brigada Investigadora de Trata de Personas de la PDI, permitieron finalmente reunir los antecedentes necesarios para formalizar a esta pareja por los delitos cometidos de manera reiterada y sobre los cuales la investigación se mantiene abierta. 

La fiscal explicó que la pareja usaba capataces bolivianos para traer al país a los extranjeros e ingresarlos en forma ilegal. Además, les retenían el primer mes de sueldo como una especie de garantía para que no pudieran irse del país y así terminar los trabajos. 

En tanto, dos hermanos de nacionalidad boliviana que actuaban como capataces del matrimonio lograron ser detenidos en el norte del país en momentos que intentaban cruzar la frontera. Dentro de los próximos días ellos serán trasladados hasta Curicó por personal de Gendarmería para también ser formalizados por diversos cargos. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo