El Parlamento Europeo aborda la regulación del comercio de minerales de sangre

Por AFP

El  Parlamento Europeo pidió este miércoles que la UE se dote de una legislación obligatoria para impedir la importación de los “minerales de sangre” que contribuyen en el financiamiento de los conflictos armados en Africa.

Los minerales, principalmente tungsteno, estaño y tántalo, así como el oro, son indispensables para la producción de objetos de uso diario como los teléfonos celulares, computadoras, frigoríficos o bombillas. Se importan principalmente de Africa, en particular desde República Democrática del Congo y de la región de los Grandes Lagos, donde grupos armados se disputan el control de las minas.

El texto adoptado en el pleno en Estrasburgo (este de Francia) apunta a imponer a toda la cadena de transformación y utilización de esas materias primas, desde las plantas de fundición y las refinerías hasta los industriales europeos que compran la materia, un sistema obligatorio de trazabilidad y certificación de origen.

Esta legislación afectaría a unas 880.000 empresas en la UE.

El texto no está aún definido: será objeto de negociaciones -que se anuncian difíciles- entre el Parlamento, la Comisión y los Estados miembros para alcanzar un compromiso sobre un texto.

Hasta ahora, la Comisión Europea proponía un sistema voluntario a las empresas. El grupo de los conservadores en el Parlamento quería imponer una obligación únicamente a las plantas de fundición y refinerías, unas veinte empresas en Europa.

La izquierda y los liberales, partidarios de un sistema de mayor alcance, se impuso este martes por 378 votos a favor, contra 300.

“Bastará con que las empresas declaren la identidad de sus proveedores directos. No les pedimos ni auditoría ni informe. Es por lo tanto una obligación mínima sin una sobrecarga burocrática”, indicó el eurodiputado belga Louis Michel, ex comisario europeo.

“Desde hace cinco años rigen directivas voluntarias, y 80% de las empresas eligieron no publicar información sobre la manera en que controlan sus filiales de aprovisionamiento”, subrayó por su lado el laborista británico David Martin.

Esta reforma votada el martes se inspira de una legislación similar adoptada en Estados Unidos en 2010. La respaldan numerosas organizaciones no gubernamentales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo