Consejos para conducir seguro en invierno

El invierno ya llegó. Estos días ha bajado considerablemente la temperatura y se ha pronosticado lluvia para este fin de semana después de dos meses. Es por esto, que expertos han elaborado consejos para que todos los automovilistas manejen seguros.

Por

Es muy importante realizar aunque sea un chequeo correcto al auto y sus accesorios. Esto porque es importante para evitar todo tipo de accidentes, los cuales acrecientan debido a las condiciones del clima en invierno. Por este motivo, el experto en Prevención de Riesgos y docente de la Escuela de Comercio, Reinaldo Meza, junto a otros expertos en el tema entrega consejos para extremar medidas de seguridad al manejar en condiciones de lluvia, niebla o nieve.

Para cualquier automovilista que conduzca en ciudad o carretera, manejar en invierno tendrá que enfrentarse a superficies resbaladizas, nieve, lluvia y un frío intenso. Estos factores influyen tanto en el rendimiento del vehículo como en el conductor, quien deberá ser en extremo cuidadoso para trasladarse sin accidentes.

Rubén Méndez, Gerente de Marketing de Movicenter, afirma que es importante revisar los frenos pues “son el sistema de seguridad más importante del auto”, y alerta sobre regular focos y revisar amortiguadores y batería. “A medida que baja la temperatura, las baterías pierden poder, lo que significa que si la suya está al límite ahora, probablemente haya muerto cuando el termómetro se aproxime a cero”, aclara.

El ejecutivo también advierte sobre los vidrios y la forma de desempañarlos de manera adecuada. “Es fundamental utilizar la recirculación del climatizador o aire acondicionado con aire tibio, prender el defroster y siempre dejar una mínima apertura en las ventanas”, indica Méndez.

Para el subgerente comercial de neumáticos y baterías de SALFA, Ricardo Ovalle, las ruedas son un punto esencial en esta época. “Existen neumáticos con clavos y neumáticos de laminilla, ambas tecnologías especialmente desarrolladas para uso en vías con presencia de nieve y/o hielo (…) éstos son utilizados principalmente en zonas extremas”, apunta.

No obstante, agrega que en Chile abundan los “neumáticos para uso durante todas las estaciones del año (All Season), es decir, están recomendados para su empleo en vías secas y con altas temperaturas durante el verano, y vías con presencia de agua debido a la lluvia, durante el invierno”, sin embargo, producto del frío y las precipitaciones, “la adherencia de todo tipo de neumático se reduce considerablemente, incluso en aquellos en perfecto estado, afectando la maniobrabilidad y la distancia de frenado del vehículo”, puntualiza Ovalle.

El prevencionista de riesgos y docente de la Escuela de Comercio, Reinaldo Meza, señala que ante las condiciones adversas que enfrenta una persona al volante -como hielo, viento o poca luz- se deben extremar las medidas de seguridad, “ya que los accidentes fatales aumentan en un 40%”.

En ese sentido, recomienda que al manejar con lluvia, se eviten las frenadas bruscas y se circule “lentamente en primera marcha en calzadas anegadas”. En condiciones de nieve, y al ser el deslizamiento por la poca adherencia de los neumáticos uno de los principales problemas, sugiere “prescindir del uso de luces altas para evitar deslumbramientos y utilizar gafas oscuras para esquivar los reflejos de la nieve durante la conducción diurna”, entre otras medidas.

La niebla también es una dificultad durante el periodo invernal, siendo la disminución de la visibilidad el peligro más significativo. Para hacer frente a esto, Meza recomienda “mantener encendidas las luces bajas, usar neblineros, evitar las paradas en las calzadas y tener una mayor distancia de seguimiento, para así disponer de una capacidad de reacción más amplia”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo