Aseguran que Robin Williams dejó cartas de suicidio

Por

 

Han pasado cerca de tres años desde la última visita de Mark Lanegan a Santiago. Entonces, el ex líder de Screaming Trees se presentó en un repleto y muy ruidoso Centro Cultura Amanda con su disco "Blues Funeral". Ahora, el músico se tomará el Teatro Cariola para presentar "Phantom Radio", álbum producido por el chileno Alain Johannes.

"Es un tipo muy importante para mi música. Muy creativo y súper conectado con las cosas que trato de hacer. Muchas veces sólo le muestro una idea y en un par de horas ya tiene una canción completa" cuenta Lanegan sobre su alianza con Johannes.

El músico explica que el primer encuentro con el chileno fue en medio de las grabaciones de "Desert Sessions", un proyecto liderado por Josh Homme en 1997. "Inmediatamente me di cuenta que era un tipo talentoso" relata Lanegan y agrega que "la energía que llevó al lugar era algo como viral que nos infectó y nos hizo emocionar por cada cosa que estuviéramos haciendo. Poco después de eso, hicimos una canción juntos y ahí fue cuando me di cuenta que quería seguir trabajando con él, y aquí estamos".

La experiencia musical de Mark Lanegan es tremenda y no sólo ha trabajado con Johannes y Homme. En su lista de colaboraciones también aparece el nombre de Kurt Cobain, con quién grabó su primer disco en solitario "The winding sheet".

"Kurt era un genio y realmente cuando pienso en él sólo recuerdo su alma gentil, era un muy buen amigo y lo extraño en un nivel muy personal, pero entiendo que el mundo lo extraña por su genialidad musical y su contribución al rock. Él fue una gran influencia para muchos y un tipo único en su especie", relata Lanegan con emoción.

El ex Screaming Trees compara al desaparecido líder de Nirvana con artistas de la talla de John Lennon y Jimmy Hendrix. "Creo que ellos forman parte de los mayores genios musicales de todos los tiempos. Honestamente, la historia de la música y la opinión popular está fundada en tipos como éstos".

Pero en esta historia de la música el nombre de Mark Lanegan también destaca como uno de los precursores del grunge que luego se masificó por el mundo gracias a la bandas como Pearl Jam, Sound Garden y los propios Nirvana. Sin embargo, el músico no se ve como alguien "influyente".

"Me considero un tipo normal, que ha grabado discos por un largo tiempo. Realmente no pienso en el significado histórico de las cosas que hago, sino que disfruto cantar y hacer canciones. He tenido la bendición de compartir con un montón de grandes músicos con trabajos que admiro, así que realmente he sido muy afortunado, y eso es, me considero como un tipo con suerte, nada más", confiesa.

Sobre su cuarta parada en Chile, Mark adelanta que estará enfocado en la promoción de "Phantom Radio", pero que igual recorrerá algunas canciones que han marcado su carrera. Con humor cuenta que quienes vayan al show "pueden esperar ver un show de buen rock con un tipo viejo cantando junto a un grupo de músicos jóvenes".

Las entradas para ver a Mark Lanegan este jueves en el Teatro Cariola (21:00 horas) van de los $24.000 a los $35.000 a través del sistema Puntoticket y sin recargo en las boleterías del teatro.

 

Mauro Canales / @maurocanales

" class="gi" />
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • . Imagen Por: IMDb
  • “No puedo más. Es hora de marcharse” son algunos de los supuestos mensajes que Robin Williams dejó a su familia antes de quitarse la vida en agosto de 2014, según la revista In Touch.

    Había notas escritas en trozos de papel. Fueron su manera de decir adiós. Le estaba diciendo discretamente al mundo que iba silenciar de una vez por todas sus demonios”, contó una fuente cercana a la familia.

    Los hijos del humorista (Zak de 31años, Zelda de 25 y Cody de 23) habrían sido quienes encontraron las notas. Se cree que en una de ellas, hallada en el baúl en el que Robin guardaba sus juguetes, se leía: “Más por venir”, mientras que otra decía: “Ya no más”.

    El protagonista de “Flubber” sufría una fuerte depresión desde que fue diagnosticado con Parkinson. Sin embargo, cuando el actor murió, Zelda, su hija, se negó a especular sobre las razones que habían empujado a su padre a quitarse la vida, asegurando que ya no había motivo para hacerlo.

    No creo que tenga sentido. No hay motivos para preguntarse por qué, ya está hecho. Mucha de la gente que ha pasado por algo parecido y que ha perdido a alguien se da cuenta de que no tiene sentido preguntarse por qué, y no tiene sentido echarle la culpa a nadie por lo ocurrido. Y tampoco lo tiene echarte la culpa a ti o al resto del mundo. Porque ha sucedido y tienes que seguir adelante y seguir viviendo, y tienes que arreglártelas para seguir haciéndolo”, aseguraba la joven en una entrevista concedida a la cadena NBC.

    Contenido Patrocinado