Estiman 48 episodios críticos medioambientales para este año

Desde el ministerio de Medio Ambiente explicaron que no existe un plan concreto de descontaminación para las partículas finas MP2,5, pero que están trabajando en para implementar medidas a partir del próximo año.

Por daniela melo

Tras las 10 primeras alertas ambientales que fueron decretadas por la mala calidad del aire en la capital, las autoridades han elevado el estándar del material particulado grueso a fino, como una medición de calidad más estricta. En base a índices del 2014, las estimaciones indican que este año habrían 48 episodios críticos, considerando las condiciones climáticas que hay hasta el momento.  

Los altos índices de contaminación atmosférica han provocado en Chile alrededor de 4 mil muertes prematuras, más del doble, por ejemplo, de las muertes por accidente de tránsito (1.630 fallecidos). Es por eso que la alerta sanitaria ambiental permite adoptar medidas para disminuir la contaminación en episodios críticos y que la gente no se enferme.

Al respecto, el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, explicó en entrevista con Publimetro, que hasta la fecha, en el caso de Santiago, el número de episodios críticos es similar al del año pasado, aunque las concentraciones han estado un poco más altas. El en resto del país, este año llevamos menos episodios que en 2014 en las ciudades de Rancagua, Talca, Curicó y Coyhaique. En Temuco, Valdivia y Osorno se registran más episodios que el año 2014. En ello podría incidir la ceniza emanada de la erupción del volcán Calbuco.

Para entender las mediciones de contaminación, hay que tener en cuenta que el MP2,5 es la fracción más fina del material que circula en el aire, que considera las partículas de un tamaño menor o igual a 2,5 micrones (un cabello humano tiene un diámetro de entre 50 y 70 micrones). Es precisamente en su tamaño donde reside su riesgo: a diferencia del MP10, que no logra traspasar las vías respiratorias para llegar a los pulmones, el MP2,5 es capaz de llegar hasta los pulmones y los alvéolos, por eso tiene efectos nocivos para la salud de las personas. 

La capital, hasta la fecha cuenta con un plan de descontaminación vigente por MP10, que es el que determina cuándo se decreta un episodio crítico dependiendo de las concentraciones de ese contaminante en el aire de la región. En 2014 hubo 12 episodios críticos por MP10 en Santiago. 

Sin embargo, el ministro señaló que no existe un plan concreto de descontaminación para las partículas finas MP2,5, porque recién en enero del año 2012 entró en vigencia la norma que las regula y aún se están elaborando los planes de emergencia para ocho ciudades del la zona centro sur del país. “No hay plan de descontaminación para las partículas finas. Con las herramientas actuales sólo podemos tomar medidas para 1 de cada 4 días críticos por mala calidad del aire. Por eso este año decidimos, en conjunto con el Ministerio de Salud, decretar una alerta sanitaria ambiental para la Región Metropolitana, que nos permite actuar frente a episodios críticos por MP2,5, y adoptar medidas para proteger la salud de las personas”

En el caso de Santiago, la región fue declarada saturada por material particulado fino (MP2,5) en noviembre del año pasado, a la fecha se trabaja en 14 nuevos planes de descontaminación. “Ahora estamos elaborando el nuevo plan de descontaminación por este contaminante. Esperamos tenerlo listo el próximo año. Por mientras, adoptamos medidas por la vía de la alerta sanitaria”, explicó Badenier. A la autoridad le preocupa estas partículas finas porque tienen un tiempo de residencia en la atmósfera más largo, lo que hace que puedan transportarse largas distancias. Son producidas por emisiones directas de los procesos de combustión y sus principales fuentes son los vehículos, los procesos industriales de diversos tipos y la quema de leña para calefacción. “En general, en la Región Metropolitana el MP2,5 se origina en partes iguales (un tercio cada una) en la combustión residencial de leña, vehículos e industrias”, agregó.

A su vez, el subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena, indicó que si se replica los índices de contaminación del año pasado, se estima que habrán 48 episodios críticos este 2015, de los cuales serán cerca de 30 alertas ambientales con prohibición de calefactores a leña y pellets, y cerca de 18 preemergencias ambientales.

No obstante, el ministro de Medio Ambiente aclaró que estos índices no significa que el aire esté peor que antes: “Entre el año 1989 y el año 2014 la concentración anual por material particulado fino se ha reducido desde 69 a 27ug/m3. Es decir, el aire de Santiago está mucho más limpio hoy. Sin embargo, necesitamos mejorarlo aún más y a eso apunta el nuevo plan de descontaminación que estamos elaborando para la región”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo