Economistas prevén que economía seguirá estancada y desempleo superará el 7%

Por

 

 

 

Pablo Contreras Pérez

Ni brotes verdes, ni punto de inflexión, ni un 2015 tanto mejor que 2014. Las estimaciones del entonces ministro Alberto Arenas y las declaraciones del subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, están lejos de cumplirse, dado la cifra dada a conocer este lunes por el Banco Central.

 

El Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) de mayo apenas se empinó al 0,8%, lo que se alejó completamente de las expectativas del mercado que se movían entre el 1,3% y el 1,7%. Y al parecer las cifras no serán mejores en lo que va del año y tampoco en 2016.

 

La cifra sin duda que es mala, se esperaba una cifra bastante superior cercano al 1,5% y esto viene a ratificar el mal escenario que está viviendo la economía chilena”, señala Sergio Tricio, gerente general de la agencia de asesoramiento financiero, Ruvix.

 

El economista añade que “el escenario más que de recuperación es de estancamiento. La economía se ha debilitado y es probable que esa debilidad se mantenga por un tiempo más“. Y subraya: “se hablaba en algún momento de brotes verdes y no ha ocurrido así”.

 

En tanto, Rafael Garay, CEO de Think & Co., asegura que la cifra no lo sorprende, “pero sí reconozco que sorprendió a todo el mercado”.

 

En esa línea, sostiene que este mal resultado implica “un factor que algunos van a usar como explicación y es que mayo tuvo un día hábil menos que mayo del año pasado y eso tiene una incidencia”, pero aclara que “aquí tienes cifras sectoriales iniciales que te daban una muestra de que venía golpeada la cifra (del Imacec). Si veías la producción industrial y manufacturera, ya se notaba que había elementos complejos y lo otro que sigue dando la nota es la venta de bienes durables, desde automóviles hasta electrónica”.

 

Junto a una influencia externa, Tricio agrega que otro punto primordial es la confianza. “Si la confianza empresarial no mejora, eso va a seguir debilitando la inversión, que es un factor muy importante para el crecimiento”, afirma.

 

 

Expectativas futuras y desempleo

 

¿Y qué se puede esperar para lo que queda del año? Tricio es enfático al señalar que “con suerte, pero con mucha suerte, vamos a crecer un 2,5% o quizás menos”. Asimismo, para el próximo año la estimación estaría en torno a un 3%, a su juicio.

 

Igual de pesimista es Garay, quien mantiene su rango de crecimiento de comienzos de año de entre 2,2% y 2,7%, “pero probablemente más pegado al piso de ese rango”, además de estar “muy lejos de esa cifra irreal que planteó el exministro de Hacienda sobre el 3%, no hay ninguna posibilidad”.

 

Y junto a ello, el economista no deja espacio a la especulación: “los crecimientos altos en Chile no van a volver en dos o tres años”.

 

Asimismo, ambos coinciden que en los próximos trimestres, los números podrían ser mejores, pero debido más que nada a la baja tasa de comparación, respecto de las negativas cifras del 2014.

 

Por otro lado, la tasa de desempleo, luego de meses de mantenerse estable hasta antes del último informe del INE, comenzaría a absorber las consecuencias del andar de nuestra economía.

 

“Es muy probable que superemos el 7% de tasa de desempleo en los próximos meses”, estima Sergio Tricio, aunque aterriza las proyecciones, diciendo que “hay que ver más hacia fin de año cómo se comienza a estabilizar esa cifra”.

 

En tanto, Rafael Garay sostiene que “deberíamos tener un fenómeno permanente, que el desempleo tienda a subir más permanentemente, producto de la baja inversión y el poco crecimiento económico”, por lo que su estimación hacia fin de año es de un desempleo de entre 7,1% a 7,3%.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo