Cómo el acuerdo nuclear de Irán puede influir en nuestro bolsillo

Por

 

Tras largas y complejas negociaciones entre Irán y las seis potencias del Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, China, Francia y Alemania), salió humo blanco. Hay finalmente un acuerdo en materia nuclear lo que permitirá en un breve plazo levantar las sanciones económicas que pesan sobre la nación de Oriente Medio.

 

Dicho cambio de escenario implica que a Irán se le abren nuevas posibilidades en cuanto a darle un nuevo impulso a su producción de petróleo aumentándola, lo que impactaría en el valor de éste, porque la ecuación indica que a mayor oferta, menor precio.

 

Asimismo, analistas internacionales dan cuenta del gran interés de las compañías extranjeras ante este acuerdo, porque implicaría poder llegar a explotar el recurso iraní.

 

Cabe señalar que el país islámico concentra en su subsuelo las cuartas mayores reservas probadas de crudo en el mundo.

 

Existen cálculos que indican que Irán podría bombear al mercado hasta 4 millones de barriles diarios (mbd), cuando en junio solo produjo 2,82 mbd, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

 

A su vez, el ministro de petróleo iraní, Bijian Namdar Zanganeh, afirmó que su país puede llegar a aumentar sus exportaciones en 500.000 barriles diarios tan pronto como se levanten las sanciones y sumar una cifra similar dentro de seis meses.

 

“Irán podrá aumentar la producción, oferta, y por ende, exportación de crudo al mundo, generando una mayor oferta por este producto en los mercados internacionales. Esto puede contribuir a generar una mayor abundancia por este recurso y nuevas caídas del precio internacional del mismo“, reafirma Mario Valenzuela, vicedecano de la Facultad de Economía y Negocios de la U. San Sebastián.

 

Sin embargo, señala que “para tener una apreciación definitiva, tenemos que esperar a ver la reacción de otros países exportadores de este producto, en el sentido de cómo se ven afectados por un menor precio internacional”, es decir que decidieran cambiar su nivel de producción para provocar el rebote en el valor del crudo.

 

 

¿Impacto en nuestros bolsillos?

 

Teniendo en cuenta esta nueva situación que ocurre tan lejos ¿puede haber alguna consecuencia que impacte en el bolsillo de los chilenos? Valenzuela afirma que sí.

 

“Una caída en el precio internacional del petróleo tarde o temprano se traducirá, por este efecto, en una caída en el valor de las bencinas en Chile”, sostiene.

 

A su vez, habría algún impacto en la inflación. “El efecto directo de un menor precio internacional del petróleo ayuda a generar menor crecimiento de los precios transables. Asimismo, por efecto indirecto sobre las estructuras de costos de todos los demás sectores productivos encadenados y dependientes del precio del petróleo, puede generar menores presiones inflacionarias como es en el caso de servicios como el transporte“, destaca el economista.

 

Valenzuela finalmente concluye que una menor presión cambiaria, es decir en el precio del dólar, “también puede alivianar las presiones de precios sobre todos los transables y así también sobre el crecimiento del IPC”.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo