Niña prefiere comer arena y plasticina en vez de hamburguesas

Por Agencia Uno

Las hamburguesas, los nuggets de pollo, los helados y las papas fritas son algunos de los platos que gozan de mayor éxito entre los niños. Pero Jessica Walker, una menor de ocho años es la excepción a la regla. Esta joven británica nunca se ha interesado por este tipo de alimentos y más bien prefiere comida para perros, plásticos, la arena o la plasticina.

Según publica el medio británico, Daily Mirror, Jessica sufre de PICA, una extraña enfermedad que provoca en ella un deseo por comer productos no comestibles.

Todo comenzó cuando la niña apenas podía caminar. A pesar de que su madre trataba de alimentarla adecuadamente, Jessica no paraba de llorar porque su progenitora rehusaba a darle galletas para perros.

Sus ansias por ingerir cada cosa que aparece en su camino, han llevado a Jessica, muchas veces, a terminar en la sección de urgencia del hospital, donde han debido realizarle lavados de estómago.

Cuando la niña cumplió dos años, su madre la llevó a una guardería para menores. El primer día la llamaron para decirle que su hija estaba en el hospital, ya que había comido arena del foso. “Entonces supe que algo estaba realmente mal”, dice Lindsay Jackson en el Daily Mirror. Cuenta que también la han llamado para informarle que su hija se comió los chinchetes que sostienen las fotografías de la sala.

“He tratado de darle más independencia y tratarla como una niña normal, pero es imposible. Hay muy poco apoyo para esta enfermedad”, asegura Lindsay Jackson.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo