¿Se puede pedir la renuncia de un parlamentario?

Por Jaime Liencura M.

Ante constantes faltas, dinero entregado de más por concepto de viáticos y promesas no cumplidas de parte de los diputados y senadores, ¿es posible que los ciudadanos pidan la renuncia de un parlamentario? En Publimetro hablamos con dos especialistas en la materia. 

“Las renuncias, por definición, son siempre voluntarias y proceden de quien las presenta. Cuando es otra entidad la que pide a un sujeto que abandone su cargo estamos ante una destitución, que para el caso de parlamentarios se denominan ‘Causales de Cesación"”, dice José Ignacio Núñez, abogado constitucionalista y profesor de Derecho Constitucional.

Por otra parte, para Olga Feliú, abogada constitucionalista y consejera del Colegio de Abogados de Chile, decir que un parlamentario no hace su trabajo es algo que no debe tomarse a la ligera. 

“¿Cuál es el trabajo de los parlamentarios? No es solamente asistir a las sesiones, sino que también tienen trabajo territorial, tienen que visitar sus distritos, participar en seminarios, redactar proyectos de ley, analizarlos, leerlos. Entonces, es difícil determinar que un diputado o un senador no está haciendo su trabajo basados solamente en su presencia en la sala”, explica Feliú. 

En esa misma línea el profesor Núñez explica que las Causales de Cesación “están establecidas en el artículo 60 de la Constitución y en ninguna de ellas se contempla la no realización efectiva de sus labores. La única que se aproxima a ese hecho es la causal que establece que cesa en su cargo el parlamentario que se ausenta por más de 30 días del territorio nacional sin autorización de la Cámara a que pertenece o del Presidente de la misma si ella se encuentra en receso”. 

De hecho, Olga Feliú dice que “la función parlamentaria no es renunciable y solo se puede renunciar a ella cuando les afecta una enfermedad grave que les impida ejercer el cargo”. Según ella, esto se pensó así para evitar vicios en las elecciones.

“Si existiera la renuncia parlamentaria, los partidos podrían presentar muy buenos candidatos y luego, ellos podrían renunciar para que su sucesor lo nombrara el partido”, explica Feliú.

¿Se les puede obligar a devolver plata?

Por otra parte, ¿qué pasa si es que reciben dinero de más, como en el caso de los viáticos? ¿Se les puede obligar a devolverlos?

“Existe una entidad denominada “Consejo resolutivo de Asignaciones Parlamentarias” a ella le corresponde determinar los criterios de uso de los fondos públicos destinados a las labores parlamentarias”, afirma José Ignacio Núñez.

Olga Feliú aclara que “las comisiones de ética tienen precisamente esa finalidad. Ellas son las que deben analizar esto”, agrega.

Y si un diputado o senador nunca va a votar, ¿qué tipo de castigo recibe? Según el abogado Núñez, “cuando un parlamentario no asiste a sesiones de sala sin justificación, puede ser sancionado con una multa de un 1% de su remuneración”. No obstante, para Olga Feliú el peor caso es aquel que pueden darle los mismos votantes.

“La ciudadanía, que es la que lo elige. La ciudadanía es la que debe analizar el comportamiento de un parlamentario”, dice la consejera del Colegio de Abogados.

Sin embargo, hablando desde la gente ¿existe la posibilidad de que un grupo de ciudadanos emprenda una acción legal en contra de un diputado o senador que no ha cumplido con lo que promete?

“En el sistema jurídico chileno no. En otros países existen las revocatorias pero en Chile no”, dice Olga Feliú. 

“En otros países está la posibilidad de que se convoque a una votación para que los electores determinen si una autoridad de elección popular debe dejar su cargo antes de que termine su periodo. En esos casos se elige posteriormente y por la misma vía a su reemplazante. En Chile no contamos con una figura de esa naturaleza”, complementa el abogado Núñez. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo